Samsung Evo+ consigue meter 256 Gb en una microSD

samsung 256

Cada vez más datos en el mismo espacio. Continúa creciendo la capacidad de almacenamiento de las tarjetas de memoria y en esta ocasión es el fabricante surcoreano quien lleva más allá ese límite, algo que vendrá muy bien a quienes tienen altas necesidades para almacenar los siempre enormes archivos resultantes de grabaciones de vídeo en 4K o incluso en el inminente formato 8K.

La tecnología se retroalimenta con sus incesantes avances y según van aumentando las necesidades no queda otra que implementar soluciones satisfactorias para las exigentes demandas.

¿Que la resolución de las cámaras se multiplica y el hace 4 días avanzadísimo 4K ya comienza a vislumbrar su sustituto en el pantagruélico 8K? ¿Que la emisión en formatos panorámicos 16:9 se queda corta y es ya casi una imperiosa necesidad asumir los envolventes 360º? ¿Que todo esto requiere de gigas a capazos para acomodar tanto dato? No es problema, presta acude la industria del almacenamiento para que las tarjetas de memoria cambien los Mb de capacidad de hace una década por Gb sin variar apenas el número inscrito.

Con el mismo espacio que en una tarjeta del tamaño de una uña (de una uña del dedo meñique, habría que añadir) donde se almacenaba hace diez años unos por entonces abismales 256 MEGAS hoy guardamos 256 GIGAS (y por un precio similar) garantizando que la multiplicación de resolución y por tanto el aumento exponencial de los datos a registrar no se queda corto de espacio.

La última revolución en este sentido son las tarjetas Samsung Evo+ 256 Gb de tipo microSR, capaces de almacenar hasta 12 horas de vídeo 4K. Si decidimos “conformarnos” con resolución FullHD entonces la capacidad llega a las 33 horas, cifras que la convierten en la tarjeta de memoria de más capacidad de su categoría.

Gracias a la tecnología V-NAND empleada esta tarjeta soporta velocidades de lectura de hasta 95Mb/s y 90Mb/s de escritura.

La limitación ahora llegaría por la parte de los fabricantes de los dispositivos que pueden emplear este tipo de tarjetas (cámaras fotográficas, drones, smartphones, tablets…) puesto que no todos son capaces de manejar soportes de datos de tanta capacidad. Así la capacidad máxima que puede gestionar un LG G5 o un HTC One A9 puede alcanzar los 2 Tb (esto sí que es curarse en salud y anticiparse al mercado) mientras que el Samsung Galaxy S7o el Sony Xperia Z5 no pueden manejar más de 200 Gb y otros como el Moto X Play alcanzan un máximo de 128 Gb.

Estos datos son de especial relevancia tanto a la hora de adquirir el dispositivo móvil como la tarjeta de memoria puesto que una discrepancia en este sentido impediría aprovechar la totalidad de la capacidad de tan generoso soporte de almacenamiento.

En Estados Unidos el precio de esta tarjeta Samsung de 256 Gb es de $250 y se espera que en junio comience a venderse en España a un precio en torno a 250 €

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad