Ver porno con frecuencia podría convertirte en alguien más religioso

benetton

El amor (puramente físico) por los demás puede conducirte al amor (espiritual) por Dios. Al menos eso indica un reciente estudio efectuado sobre más de 1.300 personas que relaciona la frecuencia y cantidad en el consumo de material pornográfico en Internet con la propensión a adquirir hábitos religiosos.

Siempre se ha transitado el lugar común de la prevención desde estamentos religiosos en contra de la pornografia por considerar pecaminoso ceder a la tentación de la carne como forma de apartarse de recto camino marcado por la fe. Pero un reciente estudio de la Universidad de Oklahoma  afirma que más bien que el consumo habitual de porno puede convertirnos en personas más religiosas.

El estudio se ha efectuado sobre un grupo de más de 1.300 adultos entre los años 2006 y 2012 y el sorprendente resultado en cuanto a los hábitos de consumo de porno es que puedes llegar a tomar otros hábitos confeccionados en ropa más oscura.

La explicación al incremento de la actividad religiosa entre quienes tienen una mayor afición a visionar contenidos pornográficos es que se ven invadidos por un sentimiento de culpa les hace aumentar la asistencia a oficios religiosos, probablemente para aliviar la sensación de haber incurrido en comportamientos pecaminosos.

Además el estudio muestra que si bien entre quienes admiten consumir porno la proporción hombre/mujer es de tres a uno la mujer consumidora de porno resulta ser más religiosa que el hombre.

Curiosamente este estudio refrendaría los datos ofrecidos recientemente por el conocido (admítelo, lo conoces) portal PornHub de contenidos para adultos en el sentido de que las regiones de Estados Unidos de América donde se da una mayor incidencia de los sentimientos religiosos son también las áreas donde más porno se consume.

 

 

 

Tags :