Google patenta un coche al que te quedarás pegado si te atropella

pegado

Puede sonar un poco a chiste o evocar la imagen de aquellas vetustas cintas encoladas que se colgaban del techo y donde se quedaban pegadas las moscas, pero el concepto de que un peatón que resulte atropellado se quede "pegado" al automóvil tiene una razón bastante lógica: evitar que además del impacto contra el vehículo se añadan las lesiones del impacto contra el suelo.

Como siempre en el caso de las patentes el hecho de registrarla no significa que termina pasando a la producción en serie y mucho menos que de hacerlo sea en un plazo corto de tiempo, pero en cualquier caso Google ha patentado un sistema de seguridad pasiva en colisiones automovilísticas que inmoviliza al peatón atropellado sobre la parte del vehículo donde se haya producido impacto.

En principio el sistema se aplicaría a la parte frontal del automóvil de conducción autónoma de Google, pero si llegase a pasar a la producción sería interesante verlo aplicado a otras partes de los automóviles y no sólo a los autopilotados.

El funcionamiento se basa en una capa adhesiva cubierta por otra capa no adhesiva. En caso de atropello la capa superior se rompe por el propio impacto dejando que actúe la capa inferior que fijaría a la carrocería el cuerpo de la víctima para evitar que tras el choque caiga al suelo donde recibiría otro impacto que podría ser incluso peor, dado que la carrocería del automóvil tiene cierta flexibilidad pero no así el suelo.

 

 

Tags :