Plastc, con pantalla táctil de tinta electrónica y NFC, la tarjeta de crédito que sustituye a todas las que usas

plastc

Como si se tratase del traje y las gafas de sol de "Men in Black", esta podría ser la última tarjeta electrónica que necesitarás. Integra todos los soportes habituales (banda magnética, chip, sensor NFC contactless, código de barras...), su uso está protegido por un PIN y desde su pequeña pantalla táctil de tinta electrónica puedes gestionar de forma extremadamente sencilla el que actúe como cualquiera de las tarjetas de crédito, débito, descuento o fidelización que ahora llenan tu cartera.

Una pequeña pantalla táctil de tinta electrónica muestra los dígitos del 0 al 9. Tras marcar el PIN se desbloquea el acceso y ya puedes seleccionar si vas a utilizar Plastc como cualquiera de tus tarjetas de crédito o de débito o como la que te permite repostar gasolina con descuento o acumular puntos en el supermercado. Incluso puedes emplear Plastc para acceder al trabajo o al gimnasio.

Y es que esta tarjeta inteligente permite configurar hasta 20 tarjetas distintas que podrás seleccionar según las necesidades tan solo deslizando el dedo por su pantalla táctil de tinta electrónica y marcando la opción deseada.

Ninguno de los sistemas actuales de lectura de tarjetas de pago, identificación o acceso queda fuera puesto que a la tradicional banda magnética y el chip añade la función NFC de pago inalámbrico y también gestiona códigos de barras, algo que puede permitir que sustituyas cupones descuento o tarjetas de acceso.

Plastc ha llegado a acuerdos con las plataformas de tarjetas electrónicas más importantes (VISA, American Express, Master Card…) de forma que no deberías tener problemas para configurar tu tarjeta de crédito o débito. Incluso se añade una identificación del usuario (nombre, fotografía, firma) para comprobar que se corresponde con el propietario de la tarjeta de crédito.

La seguridad se ve reforzada por una alerta de proximidad que envía un aviso al móvil en caso de alejarse más de 100 metros. Además en caso de pérdida, robo o extravío puede enviarse una orden que borra el contenido de Plastc para que nadie pueda acceder a la información almacenada en la misma sobre las tarjetas de crédito con que se haya configurado.

Acompañada de una base de recarga inalámbrica, la batería de Plstc tiene un mes de autonomía y cuesta $115. Para hacerse una idea de cómo funciona recomendamos ver el siguiente vídeo, que además tiene un cierto tono a película de Woody Allen aunque sólo sea por el fondo musical y la historia que narra la protagonista sobre el uso que le da a Plstc.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad