El módulo hinchable de la Estación Espacial se hincha (¡por fin!)

iss

Ha costado unos cuantos intentos pero finalmente ha culminado con éxito el despliegue de un módulo hinchable instalado en la ISS que permitirá expandir (literalmente) la capacidad de la estación espacial de un modo inédito y revolucionario.

Denominado BEAM (acrónimo en inglés de Módulo Expandible de Actividad Bigelow) tras tres días y dos intentos se ha desplegado correctamente en una operación que ha requerido de 7:30 horas para completarse. El astronauta de la NASA Jeff Williams, a bordo de la ISS, proporcionaba lentamente el suministro de aire que gradualmente hinchaba el módulo que el jueves no pudo desplegarse adecuadamente.

Los ingenieros que supervisan la operación opinan que el fallo en el primer intento pudo deberse a que el tejido que compone el módulo, que había pasado 15 meses plegado debido a un retraso en el envío del mismo a la estación, había perdido algo de flexibilidad al amoldarse a la forma plegada con la que se empaquetó en tierra. Tras el primer intento fallido se despresurizó el módulo hinchable, se permitió que el tejido “se relajase” durante 24 horas y en el segundo intento todo ha ido bien a la primera.

Ahora resta aguardar una semana a que se efectúen diversas pruebas de presión y temperatura antes de que los astronautas comiencen a utilizarlo y a someterlo a un período de evaluación de dos años que permitirá comprobar su resistencia, durabilidad y lo más delicado, soportar la temperatura y la radiación del espacio así como el posible “encuentro” con micrometeoritos.

El módulo BEAM tiene una capacidad de 3×4 metros, está compuesto por múltiples capas de material blando y ha costado a la NASA casi 18 millones de dólares, pero al viajar plegado ocupa muy poco espacio, lo que permite llevar a la órbita terrestre más espacio de habitáculo por menos dinero, por no hablar de los beneficios que puede suponer en la exploración y establecimiento de hábitats permanentes en la Luna o Marte.

 

 

 

 

Tags :