El coche autónomo de Google aprende a tocar el claxon

google

Todos sabemos que los coches autónomos de Google están avanzando a pasos agigantados  y aunque todavía falta para que su autonomía sea total, es cierto que poco a poco aprenden cosas que hace unos años nos habrían parecido impensables, como por ejemplo tocar el claxon.

Y es que el modelo de Google ya sabe cambiar de carril, ceder el paso siguiendo las normas en un cruce, adelantar en una autovía o pasar con cautela cerca de un ciclista, y ahora el último reto que se ha planteado la compañía es que sus vehículos autónomos sepan usar la bocina en el momento adecuado.

“Nuestros coches autónomos pretenden ser educados y considerados, y sólo tocan la bocina cuando es para una conducción más segura para todos” explica el informe que la compañía realizó en mayo sobre coches autónomos. “Nuestro software de auto-conducción está diseñado para reconocer cuándo tocar la bocina puede ayudar a avisar a otros conductores de la presencia de un vehículo”,  explican.

Así que Google está enseñando a sus coches a distinguir entre situaciones potencialmente difíciles para los conductores como podría ser cambiarse de carril sin avisar, y las falsas alarmas, aunque reconocen que se trata de una labor complicada en la que llevan tiempo trabajando.

A su vez, los ingenieros han creado varios tipos de toques, desde los sonidos cortos y seguidos, a modo de aviso amistoso, a uno largo para situaciones urgentes. En definitiva, Google pretende que sus coches usen el claxon como si de un conductor paciente y tranquilo se tratara,  y a medida que  adquieran experiencia poder predecir cómo se van a comportar otros coches y saber en qué momento deben sonar o no, no obstante todavía queda mucho camino por recorrer para que el coche pueda determinar en qué situaciones es necesario tocar el claxon.

Tags :