Los astronautas entran por primera vez en el módulo hinchable de la ISS

iss

Fueron necesarios dos intentos para que se desplegase correctamente y han pasado varios días en que los ocupantes de la Estación Espacial Internacional han comprobado que todo vaya bien en la estabilización de su flamante nuevo módulo hinchable. Hoy tocaba estrenarlo y acceder a su interior.

El módulo hinchable BEAM (iniciales en inglés deMódulo Expandible de Actividad Bigelow) ha recibido hoy a sus primeros ocupantes a bordo de la ISS tras una semana de espera desde que días atrás se procediese al primer intento para su despliegue.

Probablemente por el retraso que experimentó el lanzamiento de la sonda que debía transportarlo allá arriba el material necesitó de un segundo intento en el que poco a poco, introduciendo paulatinamente aire en su interior y permitiendo que fuese desplegándose pausadamente, quedó completamente ajustado a su posición final.

Han pasado varios día con el módulo completamente hinchado, desplegado,presurizado y con aire respirable en su interior, mientras se efectuaban diversas comprobaciones puesto que se trata de la primera ocasión en la que se despliega un módulo con esta peculiar naturaleza en el espacio. Y como todo parecía funcionar a la perfección la NASA decidió que era el momento de que un astronauta accediese al interior del BEAM.

Ha sido en las primeras horas de este lunes cuando el astronauta Jeff Williams abrió la esclusa entre el BEAM y el resto de la ISS y accedió al interior con el cosmonauta Oleg Skripochka. Su primera misión consistió en obtener una muestra del aire del interior del módulo además de comprobar las mediciones de los diversos sensores ubicados en el interior, al tiempo que comprobaban que no existía condensación en la parte interna del tejido del que está compuesto el módulo.

Tras ello volvieron a sellar la esclusa que da acceso al mismo, que no será utilizado habitualmente al tratarse por el momento de un experimento.Periódicamente (de hecho, esta misma semana) se efectuarán entradas temporales. Cuando acabe el programa de análisis del BEAM el brazo robótico lo desprenderá de la ISS y se dejará caer para que arda en la reentrada.

La NASA y el desarrollador de este módulo hinchable, Bigelow Aerospace, están trabajando en este tipo de módulos para facilitar y acelerar la construcción de futuras estaciones espaciales, dado que fueron necesarios muchos años para terminar la ISS y tampoco durará muchos más años. Los módulos hinchables podrían colocarse en órbita en menor tiempo, permitirían alcanzar más rápido el suficiente espacio habitable y podrían durar más costando menos.

Tags :