Line va a ser la mayor salida a Bolsa tecnológica de 2016

line

Es una de las apps más populares para los amantes de la mensajería instantánea y va a protagonizar una de las salidas al mercado bursátil que más darán que hablar este año al valorarse Line en torno a 5.000 millones de dólares.

 

El tamaño importa pero el contexto también, y si bien la valoración de Line es importante (y puede llegar a serlo más en función de cómo acepten los inversores el inicio de la comercialización de sus acciones) el “ruido” que puede causar su salida a Bolsa también va a depender de la poca animación que hay en lo que va de año en el mercado bursátil tecnológico.

Competencia del omnipresente WhatsApp y del cada vez más consolidado Telegram, Line, originario de Japón, cuenta con un gran respaldo en el mercado asiático, de ahí que su estreno en Bolsa vaya a producirse en paralelo en las bolsas tecnológicas de Nueva York (el popular Nasdaq) y de Tokyo.

La llegada al parquet de sus títulos podría suponer para Line unos ingresos iniciales de entre 1.000 y 2.000 millones de dólares, casi multiplicando por diez la media de las llegadas a Bolsa de empresas tecnológicas en lo que llevamos de año, que suelen rondar los 150 millones de dólares.

A mucha distancia aún de las intratables Facebook (1.650 millones de usuarios activos mensuales), o WhatsaApp y Facebook Messenger (ambas en el entorno de los 800 millones de usuarios) y todavía a distancia de Snapchat y Twitter (300 millones de usuarios), Line finalizó 2015 con 215 millones de usuarios activos pero es de suponer que precisamente su salida a Bolsa animará a la expansión de esta plataforma de mensajería instantánea en países donde tendría un gran potencial de crecimiento, como Estados Unidos de Amércia o Indonesia.

Además no es nada desdeñable que, a diferencia de Twitter, Line ya es rentable, con un 35 % de sus ingresos procedentes de publicidad y nada menos que un 22 % originados en compras de stickers y un 35 % procedente de juegos y contenidos internos. Esto hace que Line dependa mucho menos de la publicidad que otros rivales como Twitter o Facebook, cuyos ingresos por publicidad son del 89 y 97 % respectivamente, algo que sin duda valorarán favorablemente los inversores que estén esperando a que suene la campana en la Bolsa que anuncia el comienzo de la negociación de los títulos de la empresa.

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad