Microsoft apuesta por el ecosistema de trabajo en la Nube y compra LinkedIn por 26.000 millones de dólares

MSlink

Se afianza la apuesta en el entorno laboral de la empresa fundada por Bill Gates con la adquisición de la más importante red social que opera en dicho ámbito. Y es mucho lo que puede hacer Microsoft ahora que LinkedIn entra en su ecosistema.

La adquisición no ha sido precisamente barata debido a que la red social LinkedIn ha consolidado su posición en el entorno profesional, precisamente el que desde hace décadas más beneficios le está proporcionando a Microsoft. La atención a ese gran nicho ha quedado de manifiesto con estrategias como el refuerzo de la productividad con Office 365, que pasa de suite ofimática a servicio de abono periódico a servicios. Es posible que algún tipo de transición similar trata de aplicar Microsoft a LinkedIn, una red social que ha sabido evolucionar conforme a las necesidades de su dinámico mercado, el de los profesionales más cualificados.

Microsoft ha comprado LinkedIn a cambio de 26.200 millones de dólares, superando ampliamente una de las últimas grandes adquisiciones que dieron que hablar hace un par de años cuando Facebook (otra red social) adquirió la plataforma de mensajería instantánea WhatsApp por 19.000 millones de dólares.

Desde emplear el conocimiento en big data proporcionado por los millones de usuarios de LinkedIn hasta integrar Microsoft en el aspecto social que nunca ha tenido pasando por una potencial revolución de los métodos de reclutamiento de trabajadores y de gestión de perfiles profesionales. El territorio que Microsoft tiene ante sí tras esta operación es tan amplio como variado, pero lo que parece más asumible que es que LinkedIn va a terminar integrado de alguna forma en Microsoft Office.

De hecho en la solicitud oficial de la adquisición frente a la Comisión Federal de la Competencia, desde Microsoft ya se ha avanzado la posibilidad de emplear datos procedentes de LinkedIn en Word, Excel, PowerPoint, Outlook, Skype… la integración del perfil profesional del usuario en Office 365 (que pasó de ser un producto a un servicio) permitirá mantener permanentemente actualizada la información de los profesionales con los que se colabora o para quien se trabaja, permitiendo ampliar la profundidad de conocimiento sobre los perfiles profesionales con los que se mantengan relaciones laborales.

Esa opción de visibilidad de perfiles profesionales ya fue objeto de un acuerdo entre LinkedIn y Google en 2012, cuando surgió la iniciativa Rapportive que permitía, a cambio de 15 millones de dólares, los usuarios de Gmail podían acceder a través de una barra lateral a la información del perfil en la red social profesional de sus contactos.

LinkedIn ha superado los 430 millones de usuarios y Office tiene más de 1.200 millones de usuarios por lo que la integración de ambos colectivos puede conseguir un ecosistema productivo sin rival. Ahora, a diferencia de lo sucedido con Rapportive, esos perfiles profesionales quedarían integrados de forma nativa en los productos de Microsoft Office así como en otras apps que podrían compartir igualmente sus datos con LinkedIn.

De hecho algo que probablemente agradecerán muchos profesionales en sus encuentros de trabajo será tener la ayuda del asistente digital Cortana, que podrá “soplar” el perfil de nuestro interlocutor en una reunión.

Como afirma Satya Nadella (CEO de Microsoft) acerca de esa compra, Microsoft ha pasado de ofrecer un producto (Office) a un servicio en la Nube (Office 365) y ahora al integrar LinkedIn se pretende formar una red profesional colaborativa integrada en el ecosistema que ha ido evolucionando en las últimas décadas.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad