Por qué no habrá un iPhone 100 % “made in USA”

usa iphone

Algunos se preguntan porqué Apple insiste en producir sus populares iPhone fuera de Estados Unidos de América y aunque siempre se alude a lo económico que resulta recurrir a la fabricación en otros países ahora hay por primera vez un estudio que explica en detalla porqué no se va a hacer realidad el sueño de Donald Trump de que Apple fabrique sus móviles en territorio estadounidense.

Un sesudo estudio del Instituto Tecnológido de Massachussets ha sido capaz de explicar y cuantificar las razones por las que Apple produce sus iPhone fuera de Estados Unidos de América, y por tanto confirma que seguiremos viendo por muchos años la conocida leyenda de la parte posterior de los dispositivos Apple: “Diseñado en California, hecho en China”.

Textualmente las  palabras de Donald Trump pedían que Apple fabricase “sus malditos ordenadores y cosas en este país en lugar de en otros” pero ahora sabemos gracias al equipo de analistas tecnológicos del MIT que en Cupertino tenían fundadas razones para encargar casi la totalidad de las piezas de sus dispositivos (y en concreto del iPhone) así como su ensamblaje a empresas chinas.

Empecemos por aclarar que si la producción de los iPhone se trasladase a Estados Unidos los costes por unidad aumentarían en $100, que probablemente no se restarían del margen de beneficios de la marca sino que caerían sobre el bolsillo del consumidor, convirtiendo a los aparatos de la manzana mordida en aún más caros de lo que ya son… o restando beneficios a Apple, lo que posiblemente tendrían una importante repercusión en su estrategia general.

Otra cuestión importante por lo menos a corto y medio plazo pero que podría ser resuelta en su caso a largo plazo tiene que ver con la capacidad de los operarios. La especialización tecnológica de las últimas décadas ha permitido que las fábricas chinas cuenten con personal altamente preparado en fabricación de componentes electrónicos y ensamblaje de dispositivos electrónicos pero en la industria estadounidense no se encuentran tantos operarios con tal cualificación.

Esa precisamente es la razón que adujo en su momento el cofundador y CEO de Apple Steve Jobs en una reunión con el presidente Barack Obama al respecto de la insistencia de Apple en externalizar la producción. No se trataba tanto de una evidente cuestión salarial como de la necesidad de contar con la mano de obra adecuadamente preparada. De hecho el propio Jobs trasladó a Obama algunos consejos que podrían redundar en mejorar la competitividad productiva de Estados Unidos en el sector tecnológico

En cualquier caso Apple nunca podría producir un iPhone por completo en suelo estadounidense por la simple razón de que algunos de los componentes necesarios no pueden extraerse del suelo de aquel país. La bauxita, por ejemplo, como otras tierras raras, es necesario adquirirla en otros países. Dicho mineral recibe su nombre de la localidad francesa de Baux y además de en algunos lugares de Europa existen yacimientos en países tropicales, pero no en Estados Unidos.

Con todo Apple no tiene a todos sus suministradores de componentes en China. De hecho de un total de 766 suministradores sólo 346 tienen su base en China, al igual que dispone de algunos radicados en Estados Unidos de América, en concreto 66.

En resumen, que Donald Trump, una vez más, no manejaba toda la información que hubiera sido necesaria antes de enunciar su deseo de que Apple produjese Macs o iPhones “made in USA”.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad