Desarrolla un algoritmo capaz de predecir los atentados del Daesh

Islamic State flag waving on the wind

Casi todo parece ya predecible disponiendo de los suficientes datos con los que obtener premisas que puedan identificar las condiciones que anteceden a la producción de un acontecimiento. Ahora las matemáticas podrían ayudar a prevenir posibles atentados.

El autor de este algoritmo es un físico de la Universidad de Miami. Su funcionamiento se basa en el análisis de las publicaciones en las redes sociales vinculadas al entorno del autodenominado Estado Islámico, siendo capaz de anticipar cuándo se produciría un atentado terrorista.

El doctor Neil Johnson y su equipo han trabajado más de un año analizando publicaciones de la red social rusa Vkontakte, buscando especialmente aquellos que ofrecían declaraciones provenientes del Daesh y que además estaban escritos en distintos idiomas. Esto permitió desarrollar un modelo estadístico dirigido a identificar patrones de comportamiento entre los usuarios de dichas redes sociales favorables a esta organización terrorista.

En concreto el modelo desarrollado se centra en detectar cómo pequeños grupos organizados aparecen súbitamente en Internet como antecedente de sucesos que posteriormente pasan del “2.0” al “1.0”. Como explica The New York Times, estos grupos reflejan las actividades clandestinas, pudiendo ofrecer valiosa información sobre los componentes de los mismos y sus objetivos.

Este algoritmo, por tanto, sería incapaz de detectar ataques ocasionados por individuos o grupos muy reducidos (como el pasado año en San Bernardino o más recientemente en Orlando) pero sí sería capaz de detener la incipiente beligerancia de algunos movimientos antes de que pasen de amenaza a peligro cierto.

El estudio ha tenido en cuenta a más de 100.000 miembros de 200 grupos distintos de la mencionada red social rusa Vkontakte, donde los partidarios de Daesh apoyan a este movimiento terrorista sin cortapisas. La conclusión es que salvo casos excepcionales,los individuos radicalizados hasta el punto de convertirse en una amenaza nunca son “lobos solitarios” o cuando lo son no dura demasiado tiempo ese estado puesto que no tardan en buscar el apoyo, la referencia o la simple compañía de otros individuos y personas radicales.

Tags :