Convierte tu smartphone en una Game Boy con esta carcasa que incluye botones de control y ranura para cartuchos

gb1

Inexplicablemente a pesar de los avances tecnológicos que mejoran gráficos, velocidad y mil cosas más millones de usuarios continúan prefiriendo videojuegos de hace décadas... e incluso los propios dispositivos en que hace décadas disfrutaban. Hoy vamos a hacer felices a unos cuantos nostálgicos de la mítica Nintendo Game Boy porque va a poder convertir su propio móvil en esta añorada y pionera videoconsola portátil.

También podría decirse que a veces las bromas llegan tan lejos que no queda más remedio que tomárselas en serio. Y es que el año pasado un grupo de bromistas tuvieron la idea de aprovechar el 1 de abril (el April´s Fool anglosajón de ese día es equivalente a nuestro Día de los Inocentes) para anunciar al mundo Hyperkin´s Smart Boy, una carcasa capaz de alojar en su interior un smartphone que pasaba a convertirse en una Game Boy aprovechando la pantalla para mostrar el contenido de los cartuchos.

Dotada de los reconocibles botones delanteros y con la inevitable y ochentera ranura trasera para los cartuchos, el aparato daba el pego. Pero tanta gente se lo tomó en serio que los bromistas han recapacitado sobre su tomadura de pelo y han decidido convertirla en realidad. Y ahora sin bromas, podrá adquirirse antes de que acabe el año.

El secreto de todo está en un software de emulación que es el que lee la ROM del cartucho, lo que permite que puedan utilizarse los cartuchos originales de la videoconsola.

Lo han mostrado en el certamen E3 que acaba de celebrarse y aunque inicialmente tenían previsto presentar una versión para iOS y otra para Android finalmente sólo aparecerá la versión para el sistema operativo del androide verde aunque todavía no se sabe con qué modelos de smartphone será compatible… y lo más peliagudo: no se sabe si los abogados de Nintendo estarán frotándose las manos a la espera de lanzarse en los tribunales sobre los chicos de Hyperkin´s y si a estos les servirá de defensa acogerse a la clásica circunstancia modificativa de la responsabilidad penal del animus iocandi.

gb2

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad