Protege la parte más débil de tus cables (y además en colorines)

1

Es la parte más débil de toso nuestros cables, el punto donde este deja paso al conector. Los constantes tirones, dobleces y flexiones a los que puede llegar a someterse este delicado punto pueden dejar de ver perjudicada su integridad gracias a este pequeño accesorio que puede evitarte el gasto de un nuevo cable.

No llega a un euro el precio de este protector. Y su versatilidad permite que puedas emplearlo en prácticamente cualquier tipo de cable, desde los auriculares al de carga del móvil o el de conexión de distintos periféricos.

Basta que tanto el grosor del cable como el de la pequeña pieza de refuerzo que habitualmente precede a la clavija sean del grosor habitual de un cable corriente.

Llegados a ese punto puedes encajar las dos mitades de estos protectores de cables que automáticamente aportarán un plus de rigidez a la delicada parte donde el cable y la clavija se hacen uno, aumentando así la esperanza de vida de esos cables que en ocasiones tanto detestamos (cuando no los encontramos, cuando se enredan, cuando tenemos un cajón completamente lleno de ellos…) pero que tanta utilidad nos reportan.

2

El fabricante los vende en surtido “sorpresa” (no aclara qué colores encontrarás en la bolsa) pero existen en amarillo, azul, blanco, negro, rojo y verde. Quizá sea buena idea hacer una compra conjunta con un grupo de amigos e intercambiar colores al gusto.

3

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad