El rover Curiosity encuentra pruebas de que Marte fue rico en oxígeno

NASA/

En un remoto pasado nuestro vecino planeta rojo fue mucho más parecido a la Tierra que en la actualidad, principalmente debido a la presencia abundante de oxígeno. Es lo que habría confirmado el último hallazgo efectuado sobre la superficie de Marte por uno de los instrumentos con los que cuenta el Curiosity.

En concreto el hallazgo ha sido posible en la exploración que el Curiosity está efectuando del cráter Gale donde ha puesto en funcionamiento su instrumental láser capaz de hacer entrar en ignición los compuestos presentes en el suelo de la zona. La sorpresa fue detectar óxido de manganeso, que como habrán adivinado quienes aún recuerden algo de las clases de Química requiere oxígeno para formarse.

En la atmósfera terrestre la presencia de ese compuesto delata periodos pasados en los que existía una mayor concentración de oxígeno que en la actualidad, en parte gracias a la mayor presencia de microbios. La detección de óxido de manganeso en Marte sería un claro indicador de que allí también hubo una vez una atmósfera rica en oxígeno.

Para comprender qué pasó con ese oxígeno existe una teoría: el campo magnético que presentaba Marte hace millones de años desapareció, con lo que la radiación solar ionizó el abundante agua presente entonces en forma de un gran océano, separándose el hidrógeno y el oxígeno. Este fue absorbido en gran parte por las propias rocas marcianas, de ahí el característico color rojizo de su superficie.

Dado que el óxido de manganeso requiere de grandes cantidades de oxígeno para llegar a crearse no cabría otra explicación que su formación en un periodo muy anterior donde la atmósfera fuese abundante en oxígeno.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad