Ruedas omnidireccionales: se acabaron los problemas de aparcamiento

rueda

Reconozcamos que incluso con dirección asistida, cámaras de visión trasera, sensores de distancia... aparcar el coche es un incordio, especialmente cuando el espacio para estacionar es escaso. Pues todos esos problemas formarán parte del pasado si se generalizan unas ruedas omnidireccionales como las que puedes ver en el vídeo que mostramos a continuación.

No sabemos cómo será la respuesta de estas peculiares ruedas omnidireccionales cuando el vehículo que las monta circule a altas velocidades pero lo que parece claro es que son completamente imbatibles cuando se trata de realizar maniobras en espacios reducidos.

Por lo que parece adivinarse en el vídeo, el secreto está en que en lugar de la habitual cámara de los neumáticos que todos conocemos, cuyos extremos interiores van permanentemente en contacto con las llantas, almacenando el aire en su interior, estas ruedas tienen forma toroidal (para entendernos, forma de donut) de manera que pueden girar sobre sí mismas en sentido transversal al de la marcha.

Este brillante concepto es el que permite que sin girar la dirección el giro del propio neumático pueda hacer que el automóvil se desplace lateralmente de manera que anteriormente sólo podríamos haber visto en algún episodio del inspector Gadget.

Mediante la sincronización de las cuatro ruedas pueden producirse (siempre a muy baja velocidad) una serie de movimientos inéditos en un automóvil que permitirían estacionarlo incluso en un hueco donde apenas quedase un centímetro libre por delante y/o por detrás debido al desplazamiento lateral que se consigue.

Tags :