El Brexit puede hacer que Vodafone abandone Londres

on September 3, 2013 in London, England. Vodafone has agreed to sell it's 45 percent stake in Verizon Wireless for $130 billion.

Una de las consecuencias del reciente referéndum por el que el Reino Unido abandonará la Unión Europea es la serie de dificultades e impedimentos que algunas multinacionales tendrán para continuar desarrollando su actividad desde un país cuyo futuro, más o menos inmediato, es quedar fuera de mercado comunitario.

Londres, como hogar de la Ciyt, como corazón financiero de Europa, tiene los días contados.

Ni siquiera parece que haya que esperar demasiado como para que algunas grandes empresas comiencen a hacer públicas sus referencias por abandonar un país que en un momento de zozobra como el actual no supone la mejor de las bases económicas, financieras y políticas como para servir de base central a unos negocios que cada vez han  crecido más en el extranjero.

Una de las más emblemáticas empresas que está valorando su salida de Reino Unido es el operador telefónico Vodafone, que cuenta con implantación por toda la UE, pero que abandonaría su localización en Londres como centro neurálgico y sede principal de la empresa.

Si ya los mercados financieros más importantes de la UE (Paris, Francfort, Milán…) comienzan a frotarse las manos antes estos cambios de sede y domicilio operativo, hay empresas que van a formar parte de ese Brexit y en el caso de Vodafone ya ha emitido un comunicado oficial avisando de que podría abandonar su cede central de Londres.

Y es que la libre circulación de personas, capital y mercancías por todo el ámbito comunitario no seria ya de aplicación en Reino Unido, lo que plantearía graves dificultades a empresas como Vodafone que se han implantado por todo el planeta, especificamente ofreciendo sus servicios de telefonía móvil con unas condiciones que cambiarían por este factor externo.

Vodafone ya tiene más de 460 millones de usuarios, con una proporción pequeña (11 %) de los ingresos percibidos  provenientes del Reino Unido, por lo que parece el movimiento más lógico abandonar un país que quedaría al margen de la Unión Europea para mantener al 99 % de sus clientes lo más satisfechos posible.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad