Nueve años de iPhone

iphone

El 29 de junio de 2007 el tristemente desaparecido Steve Jobs entonaba su popular "one more thing" (una cosa más) y lo cambiaba todo en el mundo de la comunicación móvil al exhibir el primer iPhone, un dispositivo que realmente no era completamente novedoso puesto que otras marcas ya habían propuesto soluciones similares pero más allá de diseño, funciones y especialmente  modo de uso (adiós al teclado numérico, bienvenida la pantalla táctil) aportaba la clave del éxito: un ecosistema.

Con una cámara de 2 megapíxeles, modesta para la época, pantalla táctil de 3,5 pulgadas de resolución 320×480 píxeles y capacidades de almacenamiento de 2, 8 y 16 Gb (la primera variante apenas se vendió durante dos meses) la primera generación del iPhone de Apple, presentada ayer revolucionó completamente el panorama de los smartphones al constituirse en el modelo a seguir por la competencia, consolidándose en muy poco tiempo ese formato como el estándar.

Marcas como BlackBerry (con su sempiterno teclado qwerty físico), Nokia (con sus Communicator), Sony-Ericsson (con sus P-800 y P-900), la propia Ericsson antes de formar joint-venture con Sony y hasta Alcatel habían intentado diversas aproximaciones a los teléfonos móviles capaces de ofrecer funciones que iban mucho más allá de las llamadas y la mensajería, pero fueron todos ellos intentos que no terminaron de atinar o, en todo caso, adolecían de lo que con el tiempo se ha demostrado la clave del éxito para Apple y su iPhone: un sistema operativo sólido y un ecosistema de aplicaciones de creciente popularidad y de casi inabarcable variedad, tanto de apps destinadas al ocio como (muy especialmente) de las destinadas a tareas profesionales y de productividad.

El éxito casi puede decirse que ha venido de la mano precisamente de la posibilidad ofrecida a los desarrolladores de generar un gran catálogo de programas con los que los usuarios podían ir satisfaciendo sus necesidades, al tiempo que el terminal ha ido evolucionando para aumentar sus prestaciones y sus funciones.

Los modelos de primera generación, con el tiempo, se han convertido en un cotizado objeto de deseo por parte de los coleccionistas, y a pesar de que tan solo han pasado 9 años ya resulta muy complicado encontrar unidades en buen estado y las que aún están guardadas en su caja precintada se cotizan en varios miles de euros.

Para comprobar en su justa medida lo que supuso el descubrimiento por parte de todos del primer iPhone hace ahora justo nueve años, nada como recordar la presentación del mismo.

Tags :