Apple va a por todas en el streaming musical y quiere comprar Tidal

tidal

Apple no suele caracterizarse por innovar en el sentido de crear algo que no existía sino en el sentido de mejorar (o al menos dotar de su particular filosofía de producto y servicio) algo preexistente. Por eso no extrañó que tras años con Spotify funcionando lanzase Apple Music. Para consolidar su oferta, y tras haber adquirido Beats Music, ahora en Cupertino han puesto el punto de mira en la plataforma de streaming musical propiedad del rapero Jay-Z.

Artistas que gozan de gran popularidad como Madonna y Kaye West mantienen acuerdos de distribución de sus trabajos con esta plataforma de streaming, y es ese catálogo de artistas y contenidos con el que quiere hacerse Apple, que está interesada en adquirir Tidal.

El rapero Jay-Z adquirió Tidal en marzo de 2015 por 56 millones pagados a la empresa sueca Aspiro que había creado y desarrollado dicha plataforma. El rapero ha llegado a acuerdos con 19 artistas y bandas a los que ha cedido participaciones en la empresa, por lo que es posible que terminen formando parte también de la negociación con Apple.

Beyoncé, Daft Punk, Kanye West, Madonna, Nicki Minaj, Rihanna y por supuesto el propio Jay-Z asistieron a la presentación oficial de Tidal el 30 de marzo del pasado año, poniendo a disposición de los usuarios un total de más de 40 millones de canciones, disponibles por $10/mes en calidad normal de audio y $20/mes en audio de alta calidad. Desde entonces ha obtenido más de 4 millones de suscriptores, únicos afortunados en poder disfrutar en formato streaming del catálogo de canciones del tristemente desaparecido Prince.

Una característica diferencial de Tidal es que a diferencia de otras plataformas no ofrece una opción gratuita: todos sus usuarios son abonados a una de las dos mencionadas opciones de pago. En comparación Spotify tiene 30 millones de abonados de pago y 70 millones de usuarios de la versión gratuita. Por su parte Apple Music, la plataforma de streaming musical de la manzana mordida construida sobre la base de Beats, tiene 15 millones de usuarios de pago.

Una de las bazas de Tidal, además de la mencionada alta calidad de audio, es la bien ganada reputación de respetar la propiedad intelectual de los artistas, que parecen estar más contentos con las condiciones de sus acuerdos que otros que incluso han llegado a retirar o limitar la presencia de sus obras de otras plataformas de streaming rivales, como sucedió con Adele y Taylor Swift y Spotify.

 

 

Tags :