El nuevo Citroën C3 es el primer coche que hace fotos

c3

Es una de las características que quizás jamás esperabas encontrar entre las prestaciones de un automóvil y por eso la industria auxiliar ha ideado toda una gama de cámaras accesorias que graban lo que sucede ante el automóvil tanto por motivos recreativos como de seguridad.

Ya son un clásico de las teletiendas nocturnas y de la publicidad en Internet. Las cámaras que se colocan en el salpicadero de los automóviles son un capítulo tecnológico en sí mismas y ahora comienzan a estar integradas en los propios autmóviles, como sucede en el nuevo Citroën C3 que aparecerá entre finales de este año y comienzos del siguiente.

La razón principal para emplear una de estas cámaras como accesorio suele ser por seguridad, para tener un registro de lo que sucede en nuestro trayecto por si hay un accidente poder demostrar que la culpa no era nuestra. También puede servir para documentar un viaje o recordar un paisaje que nos gusta.

El nuevo Citroën C3 ofrece una cámara integrada en frontal interior a través de la opción ConnectedCAM. Se trata de una cámara con resolución de 2 megapíxeles capaz no solo de tomar fotografías sino también vídeos en calidad Full HD. Tiene un angular de 120º y tiene una capacidad de almacenamiento interno de 16 Gb además de GPS.

No es el selfie recreativo el único objetivo de esta cámara puesto que en caso de accidente se conecta de manera automática, pudiendo quedar registrados los instantes previos y posteriores al accidente, además de geoposicionarlo.

Y no solo como ejemplo de lo que puede conseguirse ubicando una cámara en el interior de un automóvil (aunque en este caso orientándola hacia el interior) sino también porque el vídeo, reconozcámoslo, mola, tenemos la excusa perfecta para ver “Mama Lover” del trío ruso Serebro.

Tags :