Auriculares B&O Beoplay H5: cuando “inalámbrico” también significa “no se enredan”

h5

Unidos por un cordón especialmente diseñado para no convertirse tras 5 minutos en el bolsillo en un amasijo de nudos, los nuevos auriculares inalámbricos de la prestigiosa marca permitirán autonomía y comodidad con estilo y discreción.

Bang & Olufsen es una marca de referencia en cuanto a calidad y diseño en dispositivos de audio y más allá de elegantes e imponentes conjuntos de alta fidelidad que se constituyen en auténticas piezas decorativas también tienen una tradición apreciable de dispositivos más orientados al uso cotidiano.

En el caso de los B&O Beoplay H5 Wireless el resultado son unos auriculares tan discretos como elegantes, inalámbricos con respecto al dispositivo al que se conectan mediante Bluetooth pero conectados entre sí con un cable que gracias al tejido con el que está fabricado, permite llevarlo con comodidad y especialmente evita que cuando lo guardamos en el bolsillo termine anudándose sobre sí mismo como suele suceder con los cables cuando les permitimos el libre albedrío.

La inspiración para el recubrimiento de ese cable se encuentra en el mismo tejido con el que se fabrican las zapatillas deportivas, y gracias a su entramado también se evita que el vello de la nuca o algún pliegue en la piel pueda ser objeto de un ocasional e incómodo pellizco. Al mismo tiempo se evita que un brusco giro de la cabeza pueda hacer que uno de los auriculares se salga del pabellón auditivo donde los has encajado.

El Beoplay H% cuenta con un pequeño mando a distancia, donde también está integrado el micrófono que permite su uso como manos libres, y desde donde se manejan las funciones de control de pista y volumen sin necesidad de sacar el móvil del bolsilllo.

Son unos auriculares resistentes a polvo y salpicaduras y sus baterías (situadas una en cada auricular) proporcionan una autonomía de uso de hasta 5 horas.

Como curiosidad, cuando dejas de utilizarlos basta con colocar ambos auriculares uno junto a otro para que queden unidos magnéticamente, lo que por un lado funciona como desconexión (y así se ahorre batería) y por otro limita esos movimientos incontrolados y misteriosos que en poco tiempo provocan una maraña gordiana.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad