El iPhone 7 (o como se llame) pasará (¡por fin!) de 16 a 32 Gb en su versión básica

16

Las oraciones de quienes apenas tienen espacio para almacenar fotos, música, películas,apps... en sus smartphones Apple han sido escuchadas. Desde las alturas Steve Jobs a iluminado a Tim Cook para que la próxima generación de iPhones arranque desde los 32 Gb de almacenamiento como capacidad mínima.

Hasta el año pasado el modelo más básico de iPhone que podía comprarse ofrecía unos a todas luces ridículos 8 Gb de almacenamiento que este año han quedado en 16 Gb del modelo de inicio de gama que encontrábamos en el catálogo de Apple, lo que tampoco mejoraba mucho las posibilidades para llevar con nosotros todo aquello que (sin llegar a extremos de Diógenes digital) consideramos apropiado.

La imposibilidad de ampliar la capacidad de almacenamiento de los iPhone al ser de los escasos (por no decir únicos) smartphones que carecen de ranura para tarjetas de memoria ha sido un caballo de batalla entre muchos usuarios y especialmente entre quienes han dejado de serlo debido a esta frustrante limitación o quienes ni siquiera le han dado la oportunidad a los dispositivos móviles (tampoco hay ranura de expansión en los iPad o iPod touch) de la manzana mordida.

Continúa existiendo esa limitación y no parece que alguna vez vaya a desaparecer así que la única solución pasa por cultivar el esmero en no almacenar más datos de la cuenta si se posee uno de los modelos de menor capacidad, en efectuar frecuentes copias de seguridad y borrado de los contenidos menos necesarios o, como en este caso, disponer de la paciencia necesaria para aguardar hasta que en Cupertino deciden que es mejor arrancar con 32 Gb como capacidad mínima de almacenamiento en sus iPhone.

Formaría parte de una evolución natural que en los últimos años ha llevado a que sólo los modelos considerados como de inicio de gama (iPhone 5C o los de generaciones precedentes que quedaban como modelo de acceso) permanecieran en el catálogo de Apple con capacidades de almacenamiento mínimas como las anteriormente citadas. Rumores de fuentes confiables apuntan a que el modelo de iPhone que se presentará este otoño tendrá como mínimo 32 Gb de capacidad, algo que bajo determinadas circunstancias también puede llegar a parecer escaso si tenemos en cuenta que tanto los actuales iPhone 6S/6S Plus como el iPhone SE graban vídeo en resolución 4K (lo que por supuesto también hará el iPhone 7, si es que finalmente se denomina así) y la grabación de esos contenidos es un auténtico “devorador de memoria” puesto que cada minuto de vídeo 4K ocupa unos 375 megas.

Ahora la duda es saber si el resto de capacidades de almacenamiento continuará como ahora, con opciones de 64 y 128 Gb o como algunos rumores apuntan desaparecerá la opción de 64 Gb de manera que los 32 Gb sean la opción más básica, el “estándar” sea 128 Gb (más razonable por las causas que acabamos de mencionar en relación con los vídeos 4K) y la opción tope de gama, a un precio que estará al alcance de pocos bolsillos, serán 256 Gb.

 

Tags :