“Let´s be evil”: el cine de terror en la era de la realidad aumentada

ar movie

Antecedentes como "13 fantasmas" de William Castle ya nos mostraban en 1960 (la película tiene remake de 2001) cómo aprovechar como elemento narrativo y de participación del propio espectador un objeto ajeno a la propia pantalla como eran unas gafas especiales que permitían ver lo mismo que los protagonistas cuando ellos se colocaban en el film esas mismas gafas con las que lograban distinguir a los fantasmas del título. Ahora el Séptimo Arte da una vuelta de tuerca con una película en la que al menos los protagonistas (por el momento parece que los espectadores no necesitarán gafas de realidad aumentada) vivirán estremecimientos y terrores varios merced al uso de esta pujante tecnología.

William Castle, cuya figura fue homenajeada en la película de 1993 “Matinee“, de Joe Dante, fue un maestro en el arte de extender el terror más allá de la pantalla valiéndose de pequeños trucos o adminículos (gimmicks) que iban desde instalar pequeños zumbadores eléctricos que hacían vibrar aleatoriamente algunas butacas de la sala de proyección, provocando el consiguiente susto del ocupante y que este, con su grito, asustase a los espectadores de su entorno, hasta colocar esqueletos de tamaño real colgados de hilos que cuando en la película comenzaban a caminar hacia la cámara echaban a andar por el patio de butacas provocando el pánico.

Otros trucos eran más sencillos pero no por ello menos efectivos: colocar un reloj con una cuenta atrás que avanzaba hasta el momento en que algo terrorífico iba a suceder, por si algún espectador de corazón débil quería abandonar la sala antes de ese impactante momento (lo que era previa y convenientemente avisado, incluso con intervención en pantalla del propio Castle) hasta el socorrido y efectista truco promocional de colocar una ambulancia en la puerta del cine en previsión de que algún espectador sufriera un ataque al corazón por el terror vivido en la sala.

Esa vertiente de valerse de la tecnología para añadir una nueva forma de aterrorizar al público podrá vivirse próximamente en las salas de cine cuando se estrene la película “Let´s be evil” (podría traducirse literalmente por “Seamos malvados”), en la que los protagonistas viven inmersos en un ambiente en el que se hace uso habitual de las tecnologías de realidad aumentada gracias a unas gafas que superponen frente a los usuarios una capa virtual de información con la que son capaces de interactuar.

Pero ¿qué sucede si gracias a la realidad aumentada vemos algo o alguien que parece presentar una naturaleza maléfica? Es la pregunta que parece hacernos esta película que se estrenará en Estados Unidos el 5 de agosto y en la que se suman elementos tradicionalmente terroríficos como los niños y las cosas que tan pronto están ahí como desaparecen y luego vuelven a estar ahí… solo que esta vez es la realidad aumentada la que permite ver el maléfico responsable del horror.

Puedes ir aterrorizándote y decidiendo si vas a usar gafas de realidad aumentada o no mientras contemplas desde este enlace el trailer de “Let´s be evil”.

Tags :