Un robot vigilante K5 arrolla a un niño en un centro comercial de EEUU

robot 1

Knightscope, la startup con sede en Silicon Valley, presentaba hace unos meses un robot creado para realizar tareas de vigilancia, el cual fue muy bien recibido por el sector (recordemos como Uber los había contratado para vigilar sus aparcamientos en San Francisco), pues ofrecía la posibilidad de ser alquilado por tan sólo 7 dólares la hora (3 dólares menos que el salario mínimo en California). Ahora parece que el K5 ha tenido su primer accidente al arrollar a un niño de tan sólo 16 meses.

Recordemos que K5, es un robot de 136Kg y apenas medio metro de altura, equipado con múltiples cámaras que le permiten grabar en 360º, es autónomo por lo que regresa a su base cada vez que necesita recargar su batería. Asimismo cuenta con sensor termográfico y software de reconocimiento de placas y rostros, lo que lo convierte en una opción óptima para la realización de tareas de vigilancia nocturna o como personal de apoyo. Igualmente el robot está conectado a la central de Knightscope en todo momento donde recogen todo lo grabado por el K5.

Gracias a todas estas características, y sobretodo a su insuperable precio, los robots K5 actualmente se encuentran en centros comerciales y aparcamientos, pero ahora la compañía se enfrenta a su primera crisis ya que un robot K5 que sustituía a dos guardias de seguridad en un centro comercial de Stanford, Palo Alto, golpeó en la cabeza a un niño de 16 meses, lo que hizo que éste cayera boca abajo.

robot

Parece que el robot no detectó en ningún momento al pequeño ni hizo nada tras el golpe, sino que continuó su camino pasando por encima del pie derecho del niño,según declara la madre y algunos testigos.

De momento la compañía no ha realizado declaración alguna. En cuanto a las posibles causas de lo sucedido, parece que el robot no habría sido capaz de predecir los movimientos de tantas personas dentro del centro comercial.

Tags :