Se rumorea que Apple podría invertir en Fórmula 1

f1

A priori puede parecer extraño vincular la F1 con Apple, más allá de la necesidad de los equipos de esta exigente competición de contar con equipamiento informático o la siempre bienvenida visibilidad publicitaria, pero podría haber una explicación muy razonable para que una operación de este tipo tuviese sentido.

El rumor proviene de Joe Saward, un popular bloguero especializado en el mundo de la Fórmula 1, lo que le proporciona cierta credibilidad, pero es que analizando las posibles motivaciones puede resultar plausible que Apple invierta en el campeonato de Fórmula 1 atendiendo al interés de la marca de Cupertino por la automoción que conduciría a que exista un Apple Car en 2020.

La Fórmula 1 es sin duda la competición automovilística más exigente y en la que intervienen marcas de primer nivel de los grupos industriales relacionados con el sector de las cuatro ruedas: Ferrari, Mercedes, Honda, Renault…

Tampoco sería la primera ocasión en la que Apple adquiere una empresa en una jugada que nadie esperaba, como sucedió con Beats, y ahora que podría desaparecer el conector de 3,5 mm de los iPhone en favor de concentrar también el audio en el puerto Lightning o en el USB-C podría tener todo el sentido que en las Apple Store la propia marca nos venda nuevos auriculares Beats específicamente diseñados para trabajar mediante Bluetooth y/o a través del puerto Lightning/USB-C.

Los rumores en torno a la posible fabricación de un coche por parte de Apple llevan circulando un par de años y en los últimos tiempos incluso se ha conocido de la contratación de ingenieros procedentes de Tesla Motors y de su acomodo en unas enormes instalaciones abandonadas por el Ejército USA que podrían albergar tanto el centro de desarrollo como la pista de pruebas de un hipotético iCar que estaría desarrollándose bajo el nombre en código de Proyecto Titán.

Volviendo a la información difundida por Saward, este explica que ha tenido acceso a rumores sobre el interés de Apple por invertir en el campeonato de Fórmula 1, dado que esta competición está buscando un nuevo propietario. Y por falta de dinero no va a ser, teniendo en cuenta los más de 200.000 millones de dólares en metálico de que dispone la empresa de Cupertino.

Además de tratarse de un negocio multimillonario de gran visibilidad, está claro que introducirse en ese sector daría a Apple una inigualable posición de contacto con la industria automovilística justo en el momento en el que podría pasar a convertirse enuno de los sectores en los que se movería con un producto propio. Las conexiones y el acceso a las cúpulas de las más importantes marcas del mundo del motor son lo suficientemente atractivos como para que la operación no sea descabellada del todo.

Tags :