Ya han probado el iPhone 7 en un banco de pruebas y el resultado es decepcionante

a10

Los benchmark son bancos de prueba donde se examinan todas las prestaciones técnicas de un dispositivos electrónico con una precisión máxima y permitiendo comparaciones con otros modelos. Aunque aún ni siquiera es oficial la existencia del iPhone que aparecerá en otoño ya hay quien ha tenido acceso (y le ha faltado tiempo para filtrarlo en Internet) a las pruebas a que se ha sometido el próximo smartphone de Apple. Y no son buenos resultados.

La gran estrella del iPhone 7 (si finalmente se llama así) debería ser el procesador A10, del que se esperan maravillas tras los buenos resultados cosechados por el actual A9, pero de los resultados del benchmark que se habría realizado sobre el futuro iPhone se desprende que la mejora con respecto al actual es de apenas un 18 % de incremento de potencia, lo que se antoja un poco corto.

De hecho en anteriores cambios de generación de procesador la mejora había sido porcentualmente más elevada y algo así se esperaba que sucediese en esta ocasión. Pero los resultados ofrecerían un rendimiento similar al del actual iPad Pro, que realmente está más que bien para un smartphone pero no cabe duda de que se esperaba algo más. Y dada la curva descendente de demanda de los smartphones de Apple estos resultados no contribuyen precisamente a incentivar al hipotético comprador.

Como consuelo cabe destacar que los resultados filtrados de los benchmarks efectuados sobre iPhone 7 no incluyen los procesadores de doble núcleo, que se mantienen en el más sigiloso de los secretos y que podrían ser la baza que guardan en Cupertino para poder ofrecer iPhones potentes, probablemente la versión que podría denominarse iPhone 7 Pro y que superaría en prestaciones al iPhone 7 Plus, que sería la versión de pantalla grande del terminal.

Tags :