El fabricante de procesadores ARM cambia de manos por 29.000 millones

arm

Casi 30.000 millones de euros es la cantidad que ha pago la japonesa SoftBank por el conocido fabricante de procesadores, especialmente para móviles y gestión de gráficos.

ARM proporciona sus procesadores a empresas tan variadas como Apple, Huawei o Samsung pero desde ahora su dueño es la empresa china SoftBank, que ya tiene un cierto historial en adquisiciones sonadas (y abultadas por el desembolso efectuado) dado que en 2013 compró por 22.000 millones de dólares una importante participación accionarial en la empresa de telefonía Sprint.

El gran objetivo de SoftBank con esta inversión es afianzar la posición de ARM en el inminente “Internet of Things” (Internet de las Cosas), la siguiente generación de  conectividad de dispositivos que, más allá de móviles, smartphones, ordenadores… llevará a disponer de su propio acceso a la Red a multitud de objetos y dispositivos que constantemente intercambiarán información: desde una puerta que informará de cuándo está abierta hasta un cuenco para el agua del perro que avisa de cuándo hay que rellenarlo… o incluso envía una señal a un grifo al que está conectado para que le llegue el agua.

 La adquisición ha sido aprovechada por el ministro de Hacienda de Gran Bretaña para presumir de lo atractivo que continúa resultando el país (ARM es una empresa británica) para la inversión extranjera incluso a pesar del “Brexit”.

 

 

Tags :