Tu propia isla hinchable con sofás para todos y neveras incluidas

isla hinchable

Ya no hace falta ser un rico heredero, un millonario futbolista o un exitoso empresario tecnológico para tener tu propia isla a la que invitar unos cuantos amigos a pasar el rato. Bien es cierto que hablamos de una isla de reducidas dimensiones pero también tiene la gran ventaja de que cuando acabes el día de asueto puedes vaciarla de aire, doblarla, guardarla en el maletero del coche y llevarte la isla a otra parte, cosa que no pueden hacer los que mencionábamos al comienzo.

A partir de $299 puedes tener tu propia pequeña isla privada. E hinchable.

Una especie de gigantesca colchoneta hinchable con espacio de sobra para acomodar cómodamente a cuatro personas (seis aprentándose un poco) en una pareja de sofás ubicados uno frente a otro. En un lateral hay una bahía donde tomar el sol tumbadas otras dos personas, mientras que en el extremo opuesto hay una pequeña plataforma que ayuda a acceder desde el agua a la zona de “estar”.

Todos los asientos disponen de receptáculos especiales para acoger las bebidas de los ocupantes e incluso hay dos espacios con un aislante especial que mantiene la temperatura si añades hielo al interior.

Ya sólo necesitas seleccionar la compañía y la playa (o la piscina) donde depositar tu isla privada en la que reposar merecidamente de un refrescante chapuzón.

Tags :