Consiguen desbloquear un móvil con imágenes de la huella del dueño fallecido

image

La pasada semana descubríamos que  al policía de Michigan quería desbloquear el smartphone de una persona fallecida y para ello pretendían emplear una reconstrucción mediante impresión 3D de su huella dactilar pero finalmente no han necesitado de tan avanzada tecnología.

Ha bastado la buena y vieja fotografía 2D para lograd desbloquear un Samsung Galaxy S6 bloqueado cuyo propietario había fallecido.

Inicialmenre se encargó a un equipo de la Universidad de Michigan la reconstrucción de la huella dactilar del propietario medíante impresión 3D añadiendo además al material plástico una serie de partículas metálicas conductoras de la electricidad (como lo es la piel humana) para emular la función resistiva.

Pero al final no ha hecho falta complicarse tanto. Dado que la policia de Michigan contaba con un registro previo donas huellas dactilares del sujeto debido a una detención previa, facilitaron estas al equipo de la universidad y las escanearon generando a partir de estas un modelo 3D pero el resultado no fue satisfactorio por lo que recurrieron a mejorar la versión 2D de las mismas gracias a un programa especial que fue capaz de efectuar las interpolaciones necesarias para generar un modelo tridimensional satisfactorio.

Una vez conseguido se imprimió en 2D con tinta que continúa partículas conductora de la electricidad que emulaban la resistencia de la piel. La suerte, de forma adicional, encontró el equipo que se ha encargado de esta tarea es que el móvil no disponía de un límite de intentos para el desbloqueo mediante huella dactilar por lo que pudieron efectuar sucesivas pruebas con modelos mejorados de las huellas dactilares hasta encontrar la que funcionó.

Cabe puntualizar que en este caso no había colisión de derecho a la privacidad porque el propietario había fallecido y era víctima del delito cometido pero adicionalmente es relevante el hecho de que el móvil se desbloqueaba únicamente con las huellas dactilares y no con un PIN que ni siquiera un juez puede obligar a facilitar.

Tags :