El bañador inteligente del equipo ucraniano de natación sincronizada se fabrica en España

bañadores

"La caja Mágica", ejercicio basado en el ilusionismo, presentado por el equipo ucraniano de natación sincronizada en los pasados Juegos Olímpicos de Río, tenía una particularidad, cambiaba de color en su contacto con el agua. Así que pasar de blanco a negro, entre gamas de azules y grises, era el componente sorpresa del vestido de baño que se diseñó en la Unidad de Impresión Funcional del Centro Tecnológico  EURECAT ubicado en Mataró (Barcelona).

Y es que el equipo de natación sincronizada de Ucrania, entrenado por la catalana Anna Tarrés y que quedó en cuarto lugar en la prueba final de los Juegos Olímpicos de Río, destacó no sólo por el buen desempeño de sus participantes, sino también por el llamativo efecto de los bañadores que llevaban, unos trajes de baño de tejido inteligente, que se desarrollaron para que pudieran cambiar de color al entrar en contacto con el agua.

La Unidad de Impresión Funcional, encargada de dar funcionalidad a todo tipo de superficies gracias a tecnologías de impresión de dispositivos de capa fina, además de hibridación de electrónica en circuitos impresos, dirigida por Paul Lacharmoise, trabajó conjuntamente con la entrenadora del equipo ucraniano para crear un bañador hidrocrómico que gracias a la aplicación de pintura hidrofóbica mutaba de color.

bañadores

Y es que en definitiva EURECAT desarrolla proyectos de investigación en wearables y tejidos inteligentes situando a Cataluña a la cabeza en la la investigación en este ámbito. Eso sí, pese a sorprender a los jueces, el ejercicio de las ucranianas no funcionó al completo, ya que la pintura hidrofóbica no mutó totalmente en el negro esperado  como así ha reconocido la propia Tarrés.

Tags :