El suministrador Pegatron incumple las limitaciones de jornada laboral que impone Apple

pegatron

Los excesos en las condiciones laborales de los trabajadores en fábricas asiáticas son una constante preocupación, especialmente en China y especialmente en el sector tecnológico, donde son vigiladas muy de cerca por diversos colectivos como el que acaba de denunciar el incumplimiento de las pautas que deberían ser de obligado cumplimiento.

China Labor Watch (CLW) es uno de los grupos que velan porque las condiciones de trabajo en el país asiático permitan a los empleados mantenerse en unos estándares mínimos de bienestar.

En concreto desde hace unos años se viene vigilando muy de cerca el trabajo en el sector de los fabricantes y ensambladores de componentes electrónicos que operan para grandes marcas como Apple o Samsung tras desvelarse las lamentables condiciones en las que se desarrollaban las operaciones, con maratonianas jornadas laborales, ausencia de días de descanso o de vacaciones, sueldos precarios y situación indigna de empleados que vivían en instalaciones dentro de las propias fábricas carentes de las más mínimas características para ser consideras viviendas. Por no hablar del empleo de menores de edad con horarios abusivos.

La gran mayoría de marcas de cierto renombre que mantenían (y mantienen) contratos con estas empresas chinas se apresuraron a exigir a sus contratistas chinos la mejora de estas condiciones y de hecho en gran medida parecen haber mejorado sustancialmente las condiciones en las que trabajan los empleados de gigantes como Foxconn (empresa que cuenta con más de un millón de trabajadores en su nómina) o Pegatron, ambas relacionadas con Apple (principalmente, pero no en exclusiva).

En el caso de esta última CLW ha denunciado que Pegatron obliga a sus empleados a trabajar más horas de las que tiene establecidas por convenio con Apple.

El acuerdo con la marca de Cupertino establece que en la fabricación de dispositivos para Apple los empleados no pueden trabajar más de 60 horas por semana y deben disponer de al menos un día libre por semana pero CLW ha encontrado casos en los que algunos empleados trabajan más de 80 horas por semana, además de casos en los que los becarios reciben sobresueldos por trabajar más horas de las acordadas, algo que tienen prohibido.

La razón para estos aumentos de la jornada laboral está en la baja cantidad que cobran como sueldo, con lo que deben trabajar más horas de las estipuladas para poder cobrar cantidades que les permitan llevar una vida digna.

El pasado mes de abril un equipo de Bloomberg (prestigioso medio de información económica propiedad de Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York) visitó la factoría de Pegatron e informó de la adecuación de los métodos de trabajo a las estipulaciones contenidas en los contratos con Apple, pero CLW manifiesta que aquella visita estuvo preparada y no se permitió a los reporteros de Bloomberg el acceso a las áreas cuyos trabajadores no disponían de los métodos de control que limitan las horas de actividad.

 

 

 

Tags :