Tras la decisión de la UE sobre Irlanda la primera ministra de Reino Unido da la bienvenida a Apple

uk apple

Como consecuencia de la decisión de la Comisión Europea de reclamar a Apple al abono de 13.000 millones de euros en impuestos que considera no pagados en su momento al fisco de Irlanda al otro lado del canal de San Jorge no han tardado en aprovechar la circunstancia para ofrecerse como sede europea de Google, pero ¿qué sucederá cuando se produzca el brexit?

La invitación procede del portavoz de la primera ministra británica, que ha explicado que tras la decisión de la Comisión Europea sobre Apple por sus impuestos en Irlanda desde Gran Bretaña se muestra dispuestos a dar al bienvenida a cualquier empresa que quiera invertir en el país y contar con la fuerza laboral británica.

La decisión de la Comisión se hacía pública ayer y ha estado envuelta en una polémica en la que además de la inevitable respuesta de Apple han intervenido incluso instancias gubernamentales estadounidenses puesto que la misma Casa Blanca ha mostrado su preocupación por la cuestión.

Lo cierto es que Apple ya cuenta con oficinas en Londres, en la zona del West End, aunque de una entidad mucho menor a su base de operaciones de Cork (Irlanda) donde más de 5.500 empleados conforman la sede no sólo para las operaciones que la empresa de la manzana mordida realiza en la UE sino también para las que tienen lugar en Africa y Asia.

El portavoz de la primera ministra británica no se ha referido más que a Apple pero podría entenderse que esa invitación se haría extensiva a otras compañías en similar situación dado que otros gigantes tecnológicos (Amazon, Facebook, Google…) y otras empresas de diversos sectores (Fiat, Starbucks…) mantienen en Irlanda sus sedes europeas y sus pagos tributarios de los últimos años están siendo también investigados por la Comisión Europea por si han sido objeto de beneficios discriminatorios.

En cualquier caso esta invitación abre otras dudas puesto que el interés por cualquiera de estas grandes empresas por tener su sede en Irlanda parte de la base de que dicho país es territorio comunitario. Reino Unido por el momento lo sigue siendo pero tras votar al favor del brexit está a punto de iniciarse su salida de la Unión Europea por lo que a priori no sería tan atractivo para grandes empresas tener su sede central para la UE en un territorio que no forma parte de la misma, de manera que todo parece indicar que independientemente del devenir de la cuestión entre la Comisión, Irlanda y Apple no parece demasiado probable que se produzca un éxodo de grandes empresas tecnológicas a la City.

 

 

Tags :