Los “selfies” ocasionan un aumento en el contagio de los piojos

selfie

Míralos, todos con las cabezas junticas... ¡se les ve tan felices! Pues si alguno de ellos tiene piojos son estos los que estarán realmente felices de poder saltar de cabeza en cabeza extendiéndose por un mar de sedosos cabellos entre los que esconderse y prodigarse

Por lo menos es la conclusión a la que ha llegado en Holanda el Instituto Nacional de Salud Pública que ha encargado un estudio para averiguar la razón del aumento del contagio de los piojos entre los estudiantes del país.

Y el culpable de que las liendres proliferen en las juveniles testas no es otro que la extendida costumbre de hacerse selfies aproximando la cabeza a otra persona.

Basta ese escaso contacto para que si uno de los dos retratados tiene pasajeros en la azotea estos pasen alegremente a la de su compañero de fotografía. De hecho podría resumirse la cuestión afirmando que el selfie es el documento gráfico del contagio de piojos. Y es que en Holanda los padecen un 19 % de los alumnos de secundaria y hasta un 28 % de los alumnos de secundaria.

El estudio se ha llevado a cabo entre 2.000 voluntarios y además de esta singular conclusión también ha permitido averiguar que el 75 % de los contagios de piojos se producen entre las niñas, dado que suelen llevar el cabello más largo que los niños. Además un 10 % de los adultos también están contagiados por estos molestos bichos.

Así que a partir de ahora, como medida preventiva y dadas las fechas de inicio de curso en que nos encontramos, puede sea aconsejable no acercarse tanto al hacerse un selfie en compañía. Por que más vale Filvit que tenerse que rascar.

Tags :