Watson, la inteligencia artificial de IBM, crea el trailer perfecto de la película sobre inteligencia artificial “Morgan”

IBM Watson

El famoso cerebro artificial de IBM ha sido sometido a una prueba más aunque en este caso el éxito del resultado sea objeto de una valoración más subjetiva. Se trata de analizar una película y seleccionar qué planos y en qué orden pueden constituir el mejor trailer posible de la misma.

El reto estaba relativamente justificado porque la película “Morgan” de la que Watson ha elaborado el trailer presuntamente perfecto trata precisamente de inteligencia artificial, en concreto de un androide de aspecto asombrosamente humano y que parece aprender más deprisa de lo que incluso sus propios creadores podían haber anticipado.

La película se estrena hoy en las salas de cine de Estados Unidos de América y de otros países, pero lo que no sabrán los espectadores del trailer que la anuncia es que en lugar del habitual montador de este tipo de importantes promociones cinematográficas la decisión sobre qué debía contener el trailer la ha tomado Watson,la inteligencia artificial de IBM que suma así un mérito más a los de ganar partidas de ajedrez a campeones mundiales y triunfar en concursos televisivos de preguntas y respuestas.

Según explican desde IBM lo que ha hecho Watson ha sido analizar los trailers de más de 100 películas de terror y de intriga para comprender los patrones de sonidos, imágenes, planos y secuencias que debía incorporar a un trailer, de forma que así aprendía sobre los elementos que debía seleccionar entre el metraje de la película “Morgan” para dar lugar al trailer que os mostramos a continuación.

Los gestos de los actores, los objetos que aparecen, las tonalidades de color predominantes, la composición del montaje… son todos elementos que ha analizado Watson para finalmente seleccionar 10 momentos que, eso sí, han sido editados por un montador profesional. Por el momento parece que aún quedan algunas tareas para nosotros, los seres humanos.

Desde IBM explican que Watson ha realizado en 24 horas un trabajo que de otra forma se habría llevado entre 10 y 30 días para completarse. Ahora queda al albur del espectador valorar si el resultado es el adecuado y despierta su interés para acudir a la sala de exhibición.

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad