La vuelta al cole más tecnológica

vuelta-al-cole

Clases aburridas, libros pesados y caros, deberes repetitivos, etc. Tanto adultos como niños temen estas fechas por unos u otros motivos. Sin embargo, el uso de las TIC en el ámbito educativo supone una renovación con múltiples ventajas. Las principales editoriales de libros de texto en España llevan tiempo digitalizando sus libros y completándolos con contenidos multimedia. Y hace años que las empresas del sector diseñan dispositivos móviles y software para crear una educación más barata y divertida.

Gadgets

Los distintos dispositivos deben adaptarse a las necesidades del alumno que lo vaya a usar. Deben ser ligeros para las manos de los más pequeños, o resistentes para sobrevivir a cualquier accidente, pero sin perder potencia ni resolución.

chromebook-acer

Dentro de las infinitas posibilidades encontramos los chromebooks, diseñados para estar permanentemente conectados a la nube con el sistema operativo Chrome OS. Son rápidos y pueden usarse entre varios alumnos que acceden a su cuenta personalizada a través de Gmail. Aunque podemos encontrarlos bajo la marca de muchos fabricantes como Lenovo, Toshiba o Samsung, una buena opción sería el HP Chromebook 14. Tiene una pantalla de 14 pulgadas y una autonomía de algo más de nueve horas. Pesa 1,85Kg y debe su rapidez al procesador Intel Celeron. Aunque el precio es de unos 400 euros, se pueden encontrar ofertas por menos de 200 euros.

HP-ProBook-11-G2-EE

También HP presentó a principios de año  dos portátiles diseñados principalmente para  educación. Uno de ellos es el HP ProBook 11 G2 Education Edition. Funciona con el sistema operativo Windows 10, tiene 18 horas de autonomía y un diseño que le permite convertirse en tableta o tienda de campaña.

ipad-2-air

Mucho más ligeros son los tablets o los iPad. El iPad Air 2 por ejemplo, pesa solo 437 gramos. Tiene diez horas de autonomía, más que suficiente para un horario lectivo. También pueden compartirlo varios usuarios reiniciando la sesión dónde la dejaron. Además Apple ofrece con sus iPad accesorios como el Apple Pencil o la Smart Keyboard que aportan comodidad a la hora de usar este dispositivo en clase.

Apps y software

Un ordenador y un tablet no sirven para educar si no hay un contenido específico para aprovechar al máximo las posibilidades de estos gadgets. Por eso las empresas líderes en las TIC  diseñan programas como el software HP Classroom Manager, la plataforma Google Classroom o Aula de Apple que permiten a los profesores monitorizar los contenidos, controlar todos los dispositivos de la clase, corregir las tareas y exámenes y mantener conversaciones entre alumnos, profesores e incluso padres fuera del horario escolar.

Los usuarios también pueden encontrar infinidad de ayudas para el estudio entre las miles de aplicaciones que inundan internet. Ver a un niño usando el móvil en clase ya no tiene que suponer que no está prestando atención, es posible que esté usando una calculadora gráfica  o consultando la tabla periódica para realizar los ejercicios de matemáticas y química. Otra aplicación muy útil es el Diccionario de la RAE, 2.400 páginas reducidas a una sencilla búsqueda en el móvil. Hay opciones para todas las asignaturas, desde geografía (Países del Mundo) hasta para aprender idiomas (Google Translate).

 

Un nuevo compañero de clase, la programación

No solo se está reinventando la manera de dar clase o de estudiar las mismas asignaturas que estudiaron padres y abuelos. También hay nuevos conocimientos, como la programación. La mayoría de niños saben usar un ordenador o un móvil antes que leer, ya no necesitan clases de informática en las que se les enseña a ser simples usuarios de tecnología, ahora aprenden a ser futuros creadores. Mark Zukerberg y Bill Gates animaban hace más de un año a niños de todo el mundo a formarse en el mundo de los códigos como inversión para su futuro laboral en la campaña Code.org. Pero no solo es una cuestión laboral, esta nueva asignatura ayuda a mejorar la capacidad de resolver problemas, a trabajar en equipo y hace más atractivas las matemáticas y geometría que pasan de ser números aburridos en las pizarras, para ser necesarias a la hora de jugar con un robot.

La mayoría de software diseñado para educar a los más pequeños en el mundo de la programación es barato o libre como el desarrollado por el MIT, Scratch que guía a los usuarios de una manera sencilla por todo el proceso hasta crear un sencillo videojuego. Otra herramienta  también del MIT es App Inventor adaptado a tablets y smartphones. Microsoft también se ha sumado a esta tendencia creando el programa Kodu. Y de la programación a la robótica con proyectos como los de Apple o Lego WeDo.

Tags :