“Star Wars: El despertar de la Fuerza”, antes y después de los efectos especiales

sw

"Behind the magic" o "detrás de la magia" es una de las frases que desde hace décadas asociamos con ILM, la factoría de efectos especiales que George Lucas creó para disponer de los mejores efectos especiales en sus películas y que no tardó en intervenir en otros títulos ajenos al universo Star Wars, aunque no cabe duda que es en esta Saga Galáctica donde ofrece lo mejor de sí, como podrás ver en el vídeo que te ofrecemos a continuación.

En el siguiente vídeo podrás ver el antes y el después de añadir efectos especiales a “El despertar de la Fuerza”, la última entrega de la Saga Galáctica que ha llegado al Episodio VII, en esta ocasión de la mano de la factoría Disney tras la adquisición de Lucasfilm.

El peso de los efectos digitales aplicados por ordenador es determinante desde hace ya décadas en las grandes producciones cinametográficas, especialmente si están ambientadas hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana. Pero en esta ocasión, y a diferencia de las por muchos desnostadas Precuelas se ha conferido un mayor peso a efectos prácticos, maquetas, decorados reales, criaturas animatrónicas…

En cualquier caso resulta interesante comprobar cuán diferente es el momento en que los actores de carne y hueso se sitúan delante de las cámaras del resultado final que aparece en las pantallas de cine. Pantallas verdes, cables, decorados parciales de madera y pintura que en algún momento son suplementados por ceros y unos…

Un soporte motorizado para que el”tractor volador” de Rey ruede por las arenas del desierto y que luego la magia digital se encargará de borrar para que parezca que flota…

Y por supuesto criaturas completamente generadas por ordenador sobre los movimientos capturados efectuados por intérpretes reales cuyos gestos y ademanes hacen cobrar vida a seres de remotos planetas fruto de la rica imaginación del equipo de Lucasfilm.

Una forma más de disfrutar de toda la magia de Star Wars, porque a veces incluso conociendo el mecanismo del truco no deja de disfrutarse del resultado del mismo.

Tags :