Apple estaría frenando sus planes para el iCoche que se rumoreaba presentaría en 2021

apple-car

Seguramente terminará no pareciéndose absolutamente en nada a ese simpático engendro de la imagen que acompaña este texto, y de hecho es poquísimo lo que se sabe sobre el supuesto Apple Car en que estaría trabajando la empresa de Cupertino, pero el último rumor al respecto es que los trabajos para desarrollarlo se están ralentizando e incluso se está enviando a su casa a parte de los empleados que hasta ahora se estaban dedicando al Proyecto Titán, que se supone que daría como fruto un automóvil eléctrico con el logo de la manzana mordida.

Inicialmente se rumoreó con insistencia no solo que Apple estaba trabajando en el desarrollo de su propio automóvil 100 % eléctrico y que probablemente también sería capaz de prescindir del conductor humano, sino que aparecería en el año 2020. De hecho incluso este mismo año sonó el rumor de que Proyecto Titán había ampliado su fecha de plazo hasta 2021, lo que indirectamente casi suponía algo similar a reconocer que se estaba trabajando en este campo pero que las dificultades encontradas obligaban a dar un año más de plazo.

Ahora, mientras casi cada semana hay alguna marca tecnológica, automovilística e incluso ambas en conjunción que anuncian algún proyecto relacionado con el coche eléctrico y/o el coche de conducción autónoma, Apple podría haber ralentizado su propio desarrollo de su hipotético coche eléctrico. Al parecer en Cupertino se habrían desecho de parte de los empleados destinados a Proyecto Titán (se habla de varias docenas de despidos y reubicaciones), cambiando una tendencia que ha mantenido durante los últimos dos años de contratación de profesionales tanto del sector tecnológico como del automovilístico, incluso reclutando un importante número de ingenieros procedentes de Tesla Motors.

Los esfuerzos más adelantados corresponden a Tesla Motors (en el sector de los automóviles 100 % eléctricos), Google (en los automóviles de conducción autónoma) y Uber, que desea unificar lo ya mencionado para disponer de una flota mundial de “taxis sin taxista”. En paralelo marcas como Mercedes-Benz, Ford, Fiat o el conglomerado General Motors ya tienen en el mercado o anuncian de forma inminente vehículos de conducción asistida. Mientras, en Apple permanecen, como de costumbre, sumidos en el mayor hermetismo acerca de sus planes.

Para algunos este cambio de estrategia se explicaría por la renuncia de Apple a fabricar su propio automóvil eléctrico, optando por centrarse en la tecnología subyacente para un automóvil eléctrico que pudieran licenciar a marcas del sector. Dada la creciente importancia en los últimos tiempos y la relevancia previsible en el futuro del automóvil 100 % eléctrico el cambio de estrategia de Apple podría ir dirigido a establecerse como un sólido desarrollador y proveedor de tecnología relacionada con las baterías, los sensores… y por encima de todo, el software.

Desde que Proyecto Titán comenzó a funcionar hace dos años ha llegado a contar con más de 1.000 empleados encargados exclusivamente de dicha iniciativa, algunos de los cuales han llegado a declarar que el entusiasmo inicial se fue enfriando cuando no se logró encontrar una ventaja diferencial con la que Apple pudiese ofrecer algo completamente distinto a la competencia.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad