AutoPilot 8.0 mejora la seguridad en la asistencia a la conducción de los automóviles de Tesla Motors

tesla-autopilot

En los últimos tiempos los automóviles dela marca fundada por Elon Musk han sufrido algunos percances (alguno incluso ha tenido como consecuencia el fallecimiento del ocupante) debido a fallos en el modo de asistencia a la conducción AutoPilot.Una reciente actualización del software de estos vehículos habría mejorado el sistema de seguridad que en ningún caso, y como ya advierte la marca, debe confundirse con una conducción autónoma que permita al conductor despreocuparse por completo.

Esencialmente AutoPilot 8.0 mejora el procesamiento de las señalas detectadas por el sistema de radar de los Tesla Motors, permitiendo una mayor fiabilidad en la localización de obstáculos alrededor del vehículo.

Los modelos compatibles con AutoPilot (Model S y Model X posteriores a 2014) podrán instalarlo en quince días y bastará una actualización de software puesto que la revisión no afecta a los sensores sino únicamente al modo en que se procesa la señal detectada por el radar. Recordemos que en uno de los incidentes la causa fue la incidencia de los rayos del sol sobre la superficie lateral del remolque de un camión que se interpuso en el camino del vehículo Tesla siniestrado. La luz reflejada no fue detectada como un obstáculo y no se puso en marcha el protocolo de frenado.

Con AutoPilot8.0 se habrá mejorado este mecanismo que, además, tiene como apoyo las cámaras con las que hasta hoy cuentan los vehículos de esta marca como método primario para evitar colisiones.

El propio Elon Musk ha explicado que con la mejora en el procesado de la señal del radar los Tesla podrán reaccionar incluso frente a siluetas de objetos que no sean capaces de identificar por lo que, bromeando, se ha referido a que “serían capaces de frenar incluso ante una nave extraterrestre”. Y todo ello además independientemente de las condiciones climatológicas, puesto que ni la niebla, ni una fuerte lluvia o una nevada pueden interferir en la detección e identificación de posibles obstáculos, incluso si estos se encontrasen fuera de la calzada pero se calculase que presentan un vector de posible colisión.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad