Aerolíneas estadounidenses y australianas prohiben volar con Samsung Galaxy Note 7 por riesgo de explosiones espontáneas

note 7

Continúan las malas noticias en relación con el último phablet del fabricante surcoreano a cuenta de los reiterados casos de explosiones que ya han causado daños personales y materiales. Ante la posibilidad de que un Galaxy Note 7 pudiera sufrir una deflagración imprevista en pleno vuelo son ya unas cuantas las aerolíneas de distintos países que no permiten a bordo la presencia de uno de estos terminales.

La propia Samsung, consciente de la situación, interrumpió la distribución y comercialización del terminal en cuanto hubo noticia de algo más que casos aislados de explosiones del Galaxy Note 7.

Inicialmente se produjeron un par de estas deflagraciones en pruebas preliminares al inicio de la comercialización pero en pocos días llegaron a reportarse más de una treintena de casos y no en todos ellos, como al principio se afirmaba, estaban relacionados directamente con el momento de la carga del terminal.

Daños cuantiosos que superan el millar de dólares en una explosión con posterior incendio que tuvo lugar en un hotel, un Jeep que ardió por completo cuando el Galaxy Note 7 de su conductor explotó e incluso lesiones a un menor son ya algo más que casos aislados por lo que días atrás la propia Samsung hizo público un llamamiento para que los usuarios devolviesen sus terminales.

No todos lo han hecho, de hecho en comparación con la cantidad de unidades que se vendieron hasta que Samsung interrumpió la distribución son realmente pocos los casos porcentualmente. Pero dado que hay una cantidad significativa de unidades en manos de clientes, ya hay quien ha puesto los medios para no correr ningún riesgo.

En este caso se trata de la limitación acceder a un avión portando un Samsung Galaxy Note 7 que han dispuesto varias líneas aéreas de Australia y Estados Unidos de América. En el caso de las primeras (Qantas, Jetstar y Virgin Australia) inicialmente no prohiben que se suba a bordo con dicho terminal sino tan solo piden que no se haga uso del mismo en el avión, manteniéndose desconectado durante todo el vuelo.

En Estados Unidos de América la medida es mucho más severa puesto que las instrucciones proceden de la propia FAA (Administración Aeronáutica Federal), que ha recomendado a las aerolíneas del país que como mínimo imiten a las aerolíneas australianas además de avanzar que cuando Samsung haga oficial la retirada del mercado del Galaxy Note 7 prohibirán que pueda accederse con el mismo a un avión. En ese caso se argumenta que si es el propio fabricante el que no considera seguro el terminal, la FAA no puede permitir que ningún avión pueda albergar uno de esos terminales ni en el interior de la cabina ni siquiera facturado en la bodega de carga.

El caso contrario sería el de la principal compañía aérea surcoreana, Korean Air, que no va a limitar el acceso a sus aviones con el Galaxy Note 7 al mismo tiempo que el Ministerio de Transporte e Infraestructuras del país tampoco tiene planes al respecto.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad