Londres podría ser la siguiente gran ciudad en poner trabas a AirBnB

airbnblondon

El modelo de gestión colaborativa de alojamientos d la popular plataforma puede estar a punto de enfrentarse a la oposición a su funcionamiento en una de las más importantes (y turísticas) ciudades del mundo.

La iniciativa parte del Comité para Negocios, Innovación y Habilidades del parlamento británico, que se ha dirigido a Sadiq Khan (alcalde de Londres) en relación con la preocupación existente en la ciudad del Támesis porque la actividad de este tipo de plataformas de alquiler de pisos o habitaciones estaría elevando el precio de la vivienda en la zona. Por ello se ha consultado al alcalde de la ciudad sobre la conveniencia de restringir la actividad de AirBnB en Londres.

Desde el Comité se reconoce el importante papel de plataformas del tipo de AirBnB en la dinamización de la economía de propietarios particulares que pueden poner en valor sus propiedades y obtener rendimientos económicos de las mismas con el alquiler ocasional o frecuente, pero se llama la atención sobre el uso intensivo de estas plataformas por parte de profesionales, lo que vulneraría la legislación vigente y contribuiría a elevar el precio de la vivienda.

En 2015 el gobierno de Westminster relajó la legislación sobre alquileres en periodos cortos permitiendo que no fuese necesario solicitar permisos administrativos para estancias que no sumasen más de 90 pernoctaciones al año, lo que supone que cualquier cantidad de alquileres que supere esa cifra forma parte de una actividad profesional.

Además el Comité defiende que AirBnB incentiva el que se adquieran propiedades con el único fin de alquilarlas (completas o por habitaciones) por parte de profesionales, y de ahí el mencionado auge de precios en el mercado inmobiliario de una ciudad como Londres.

Otras grandes ciudades europeas como Barcelona, Berlin o Paris ya han tomado medidas restrictivas contra este tipo de plataformas, mientras desde AirBnB se afirma que la inmensa mayoría de quienes alquilan viviendas o habitaciones en Londres son propietarios que realmente viven en las mismas y emplean esos ingresos para suplementar los que ya obtienen con su trabajo y no como sustento profesional principal.

Según Airbnb la media de ingresos anuales que recibe el propietario medio que ofrece una habitación en su vivienda a través de la plataforma es de 4.000 € sobre una base de 50 pernoctaciones al año, además de que la actividad de la plataforma habría supuesto para la ciudad una actividad económica de 1.500 millones de euros sólo en 2015.

londres

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad