Siri + iOS 10 + AirPods = cada vez sacarás menos el iPhone del bolsillo

siri-ios10

¿Es posible que en Cupertino estén planeando que cada vez tengas que sacar menos el iPhone del bolsillo? Puede que no sea parte de un plan explícito pero desde luego están planteando una conjunción de circunstancias que favorecen esa situación. Y el paso definitivo parece haber llegado este otoño con el nuevo iPhone, los nuevos AirPods y el cada vez más pulido asistente vocal inteligente.

Apple ha prescindido del conector tradicional de auriculares por diversas razones. Poder disponer del hueco necesario para albergar la clavija de 3,5 mm ha permitido albergar el procesador para el nuevo botón central háptico que evita partes móviles y simula la sensación de presionar un botón físico mediante vibración, al estilo de lo que sucede con la pantalla Force Touch.

Pero decir adiós a ese conector es un paso adelante para (literalmente) deshacer la maraña de cables que solemos llevar en el bolsillo, aunque por el momento se mantenga la casi obligada alternativa de permitir (adaptador mediante) conectar mediante cable los auriculares al puerto Lightning multipropósito, que ahora a la alimentación eléctrica y la comunicación de datos con el ordenador y otros dispositivos suma el soporte del audio.

Apple ha dado un paso valiente que sin duda más tarde o más temprano habría que haber dado por algunas razones accesorias que también acumula a su decisión, como la de permitir que los dispositivos móviles lleguen a tener un tamaño más delgado y que el espacio interno pueda aprovecharse mejor para acoger baterías de mayor tamaño, por ejemplo. Sin duda era Apple la marca mejor situada para decidirse a eliminar el jack de 3,5 mm por la sencilla razón de que es la marca que más unidades del mismo modelo vende en el mundo y será complicado que en el futuro haya un paso atrás en esta decisión, pero además el hecho de que en Cupertino hayan escogido este momento para hacerlo tiene otras consecuencias.

Los auriculares inalámbricos están comenzando a popularizarse y en Apple han dedicido dar un golpe de mano importante aunando, como sería esperable en la marca, diseño e innovación con los AirPods, un prodigio tecnológico que ha logrado embutir en esencialmente el mismo espacio físico de los EarPods un sistema de detección por infrarrojos que activa el funcionamiento cuando el usuario los introduce en su oído, un sensor de movimiento que interpreta el toque con el dedo para activar Siri y unas baterías suficientes como para mantener la conexión Bluetooth durante cinco horas…. y claro, un micrófono en cada uno para que además de escuchar podamos hablar y emplearlos como manos libres en llamadas telefónicas. El añadido de una caja que permite albergarlos para que no se pierdan y que al mismo tiempo es una batería auxiliar capaz de proporcionar hasta 24 horas de autonomía supone, a pesar del alto precio (179 €).

En la práctica quien se decida por la combinación iPhone 7 + AirPods tendrá ante sí una magnífica oportunidad para potenciar aún más (si es que no lo hacía hasta ahora) el uso de Siri, el asistente vocal inteligente de Apple. Ya no es necesario presionar el botón frontal del iPhone para activarlo puesto que basta con tener el móvil cerca y avisar con un “Oye, Siri” para poner a la tecnología a nuestro servicio pero incluso así es necesario sacar el móvil del bolsillo y tenerlo ante nosotros para escuchar o leer la respuesta a nuestras peticiones.

Los auriculares inalámbricos AirPods permiten facilitar la tarea con un gesto tan sencillo como colocar incluso uno solo de los auriculares en el oído, darle un pequeño golpe que active a Siri y pedir de viva voz lo que deseemos, escuchando de inmediato la respuesta. Y en ocasiones ya no será necesario ni siquiera mirar la pantalla del móvil porque Siri nos susurrará al oído la respuesta. Estamos un paso más cerca de lo que le sucedía al personaje interpretado por Joaquin Phoenix en la película “Her” (Spike Jonze, 2013) cuando su relación con el asistente digital del sistema operativo de su ecosistema de móvil/ordenador llegaba un paso más allá. Aunque estar un paso más cerca simplemente significa que podemos vislumbrar en el horizonte nuestro destino, no que ya hallamos llegado a él.

Si bien los AirPods, como auriculares inalámbricos Bluetooth pueden funcionar con cualquier dispositivo Windows (PC o móvil), Android o BlackBerry es la conjunción con Siri la que permite alcanzar un valor añadido especial en el ecosistema Apple. Una vez sincronizados los auriculares con cualquier dispositivo Apple, portátil, de escritorio o móvil, el usuario podrá “saltar” de uno en otro recibiendo sin problema alguno la señal de audio correspondiente a cada uno de ellos. Esto sucede a partir de iOS 10 en dispositivos móviles y de macOS Sierra, que estará disponible a finales de septiembre. Ambos sistemas operativos han potenciado especialmente las funciones de Siri.

Con esto lo que se consigue es que Siri se convierta en el centro de todo. Especialmente desde que el asistente vocal inteligente va a ser capaz de acceder y utilizar terceras aplicaciones, de manera que no necesitarás más que dictar órdenes de viva voz con lenguaje natural para conseguir lo que hasta ahora requería que toqueteases la pantalla del móvil. Y esto resultará aún más sencillo con los AirPods una vez que sólo tendrás que llevarte al oído una pequeña pieza de plástico que acatará tus órdenes sin que tengas siquiera el pequeño impedimento de un cable… y además pudiendo ejecutar esas órdenes no solo en tu móvil sino también en el resto de dispositivos Apple.

¿Se refería a esto Steve Jobs en su día cuando se refirió a que había encontrado el modo de mejorar definitivamente el manejo de la televisión, como aparece reflejado en su biografía autorizada escrita por Walter Isaacson?

Apple TV tiene integrado Siri y su nuevo mando con superficie táctil y micrófono es la herramienta perfecta para interactuar con una “televisión 2.0” y desde el momento en que se extienda el que se haga uso de los AirPods (algo que previsiblemente tendrá un umbral bastante limitado dado el elevado precio de estos auriculares) también habrá asociado algo que interesa (y mucho) a Apple: vender iPhones.

Y es que no debemos olvidar que si Siri es el centro de todo el iPhone es el eje en torno al que se gira y siempre será necesaria esa base. Al menos por ahora porque quién sabe si no tendrá razón Will Oremus cuando se refiere a los AirPods como “el primer ordenador de oído de Apple”. Se trataría del primer ordenador en el que la vista (a través de la pantalla) deja de ser el elemento central para basarse en una interfaz no visual sino auditiva. Y por tanto sacarías mucho menos el iPhone del bolsillo.

Mientras, Amazon está teniendo un éxito remarcable con Echo, su pequeño dispositivo de sobremesa (del tamaño de una lata de atún) capaz de obedecer tus peticiones de voz al estilo de Siri (limitado eso sí a la información que pueda recabar de Internet) aunque se trata de un dispositivo que no puedes acarrear contigo. Y ahí es donde triunfan los AirPods.

Teniendo en cuenta que Apple afirma que sus auriculares inalámbricos tienen una autonomía de 5 horas y que su funda proporciona 24 horas de energía, hasta un uso intensivo permitiría toda una jornada de funcionamiento (más incluso, si en lugar de ambos auriculares se utilizan individualmente alternándolos cuando se agote su batería) … y recordemos que en un smartphone lo que más energía consume es la pantalla… podríamos llegar incluso al momento en que podría no ser necesario recargar el móvil cada 24 horas. Todo ventajas. Mientras no nos enamoremos de Siri.

her

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad