El presidente de Lyft cree que ellos y Uber conseguirán que en 2025 dejemos de ser propietarios de automóviles

uber

Podemos afirmar con total certidumbre que la predicción de John Zimmer no se cumplirá, al menos en un 100 % pero tampoco sería arriesgado afirmar que es posible que en una década de plazo sí veamos como resulta significativo el porcentaje de personas que optan por prescindir de tener un automóvil en propiedad para pasar a beneficiarse de las flotas de coches de conducción autónoma.

Estamos a nueve años de comprobar si el CEO de Lyft, rival de Uber, tiene razón y si en caso de equivocarse lo hace con mucho o poco margen de error.

Su afirmación es revolucionaria: en 2025 asistiremos al principio del fin de la tenencia en propiedad de automóviles en las ciudades. Zimmer cifra en $9.000 el coste anual de ser propietario de un automóvil (incluyendo no solo gastos de amortización del automóvil sino el mantenimiento, el combustible, el aparcamiento…) y para trasladar su pensamiento al respecto Zimmer ha expuesto su visión sobre el futuro del coche autónomo en un texto publicado a través de la plataforma Medium.

En su opinión empresas como la suya propia, Lyft, y sus competidoras (especialmente Uber y Didi Chuxing (líder indiscutible en el gran mercado chino) están favoreciendo el que muchas personas puedan plantearse prescindir de sus automóviles o no verse en la necesidad de adquirir uno. De hecho en los últimos tiempos se ha detectado un auge de la cantidad de personas de menos de 45 años que no disponen de carnet de conducir en Estados Unidos de América.

Especialmente en algunas grandes capitales en las que el traslado entre domicilio y centro de trabajo está convenientemente resuelto con el transporte público y el precio de una plaza de garaje puede ser prohibitivo, el automóvil en propiedad ha pasado a convertirse en un auténtico lujo pero en algunos casos es algo que sólo resulta necesario en determinadas ocasiones, algunas de las cuales también han terminado por verse resueltas gracias a plataformas de transporte colaborativo como BlaBlaCar.

Zimmer apunta hacia los automóviles autónomos gestionados por empresas como Lyft o Uber como una importante alternativa de transporte que no tardará mucho en consolidarse y ver cómo se generaliza su uso. Al tener un coste muy inferior al de ser propietario de un automóvil habrá grandes cantidades de habitantes de núcleos urbanos que descartarán el coste de ser propietarios para valerse de estas plataformas.

Como recientemente te hemos contado aquí en Übergizmo, Lyft ya ha iniciado el funcionamiento de su servicio de automóviles autónomos en Pittsburgh, aunque inicialmente a bordo va un conductor humano por si debe tomar los mandos en alguna situación de emergencia y un copiloto que va registrando todos los datos del trayecto. Entre las previsiones de Lyft entra disponer de una flota de automóviles autónomos en las zonas de San Francisco (California) y Phoenix (Arizona) que en un plazo de 5 años se encargue de la mayoría de los trayectos que realicen.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad