delftAcopter: el dron que despega como un helicóptero y vuela como un avión

delftacopter

Lo mejor de dos mundos, o el Harrier de los drones. Despega en vertical y una vez alcanzada la altura de servicio comienza a volar como un avión, con lo que consigue una mayor velocidad y autonomía.

Aunque en los últimos tiempos los drones multihélice (llamados también quadcópteros) han gozado de una amplia popularidad previamente los pequeños dispositivos voladores que se empleaban en diversas faenas (vigilancia, fotografía aérea, agricultura…) adoptaban forma de avión más que de helicóptero, pero hay formas de combinar ambos formatos y obtener una suma de las ventajas de dos mundos.

Es lo que han hecho investigadores de la Universidad de Delft (Países Bajos) con el delftAcopter, un dispositivo volador que despega y aterriza como un helicóptero y vuela como un avión.

La configuración con un ala fija al estilo de un avión permite alcanzar una mayor velocidad y minimizar el consumo de combustible (o energía eléctrica, en este caso) que en la configuración habitual de los drones. A cambio se elimina una de las grandes limitaciones de los aviones como es la menor maniobrabilidad y por supuesto la mayor necesidad de espacio para aterrizar y despegar. En este caso además se ha buscado una configuración de biplano, con doble ala superpuesta. alcanzando un peso total de 4 kilos.

Para el despegue y aterrizaje el dispositivo se posa sobre la base de las alas y la hélice de la parte frontal actúa como un helicóptero, pasando a girar 90 grados al llegar a la altitud de vuelo, todo ello de forma completamente automatizada. En ese momento es capaz de alcanzar una velocidad superior a los 100 km/h. La batería de la que se vale es de 10.000 mAh y permite 60 minutos de autonomía, y con ello un vuelo de ida y vuelta a una distancia aproximada de 50 kms o uno sin retorno de unos 100 kms, tras lo que necesitaría recarga o sustitución de batería para regresar a su base.

Con tal rango de distancia está claro que delftAcopter se sale de la línea de visión del operador de manera que el control remoto se mantiene a través de comunicación vía satélite mediante el sistema Iridium, dotado de cobertura global. Envía vídeo a través de una lente estereo dotada de ojo de pez para ampliar el campo de visión del operador.

Vehículos de este tipo, denominados VTOL (Vertical Take Off and Landing, despegue y aterrizaje vertical), tienen ya una cierta tradición en el ámbito militar además de en la aviación recreativa RC (radiocontrol) pero los desarrolladores de delftAcopter buscan obtener un dron capaz de emplearse de manera habitual para envío de medicamentos a zonas de difícil acceso.

El equipo de desarrolladores quiere poner a prueba delftAcopter a finales del mes de septiembre en el Desafío Médico Outback (denominación del territorio árido del interior de Australia), una competición que busca el mejor dispositivo autónomo capaz de conseguir una muestra de sangre de una persona atrapada e inaccesible ubicada a 30 kms de distancia del punto de salida.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad