El iPhone 7 eleva las ventas sólo un 8 % mientras se espera una demanda importante en 2017

apple

El tirón del recién llegado iPhone 7 ha supuesto un 8 % de incremento en las ventas de este producto en Apple pero a pesar de superar la demanda que hubo el pasado año del iPhone 6S no se acercará a la que supuso el iPhone 6.

Al parecer tres años de modelos prácticamente idénticos han hecho disminuir paulatinamente el interés por el iPhone y tan solo se habrían animado tímidamente los compradores (un 8 % sobre cifras del año pasado) por el cambio de denominación del nuevo modelo (pasando del 6 al 7 a pesar de ser en esencia el mismo dispositivo con una vuelta de tuerca sobre las prestaciones de las ediciones previas), un ligero rediseño en la ubicación de la antena y especialmente la nueva y espectacular cámara de doble lente del modelo 7 Plus.

Así la caída de ventas de los últimos trimestres se recuperarían moderadamente, dejando de ser negativas para aumentar un 8 % pero estarían contenidas por una razón bien sencilla: la expectativa sobre el nuevo iPhone que Apple presumiblemente presentará en otoño de 2017.

Esa expectativa responde a dos factores esenciales: 2017 es el décimo aniversario de la presentación del iPhone y es esperable que Apple no deje pasar esa efeméride sin ofrecer algo a la altura de tan redonda celebración pero es que además el modelo recién presentado, pese a denominarse iPhone 7 y por tanto suponer el siguiente salto en la nomenclatura, es en esencia una evolución sobre el iPhone 6S, y por tanto una segunda evolución sobre el iPhone 6. De ese modo parece razonable que el año próximo no sea un iPhone 7S lo que se presente, manteniendo el diseño del actual, sumando más procesador y capacidad de almacenamiento y añadiendo alguna prestación nueva (carga inalámbrica, pantalla curva, eliminación del botón frontal…).

En su lugar nos esperaría un iPhone 8 (y un 8 Plus, dado el éxito que está teniendo esta variante) o bien simplemente un iPhone y un iPhone Plus, desapareciendo la numeración y optándose por simplemente hablar de “el nuevo iPhone” o añadiendo nuevos “apellidos” como ha sucedido con los iPad.

Además hay que tener en cuenta el ciclo natural de sustitución de iPhones, que suele durar dos años. Así, según un reciente estudio, el 44 % de quienes adquirieron un iPhone en 2015 se actualizarán al iPhone 7 durante 2017,una cifra que contrasta con el 60 % que renovaban el modelo en años anteriores.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad