Roaming gratis y sin limitación de días, pero con condiciones

roaming

Finalmente Bruselas rectifica. Y es que la Comisión Europea ha lanzado una propuesta para evitar que los usuarios de telefonía móvil incurran en costes extra cuando viajan a otros países. Se ha eliminado la propuesta anterior que imponía el límite de los 90 días al año, pero a cambio se concede a las operadoras la posibilidad de establecer cláusulas para evitar abusos.

De este modo, la nueva propuesta de la Comisión llega después de haber desechado la idea lanzada hace apenas dos semanas en las que se limitaba el roaming gratuito a 90 días y un máximo de 30 días consecutivos.

Ahora su nueva propuesta no habla ni de días o megas límite, sin embargo concede el control de los abusos a las operadoras,  proponiendo tres criterios “no exhaustivos” ante los que se podría eliminar el roaming gratis: tráfico doméstico, ya sean llamadas, mensajes o datos, insignificante respecto al tráfico en roaming; periodos de inactividad largos en tarjetas SIM que se usen exclusivamente en roaming y uso secuencial de varias tarjetas SIM en roaming por una misma persona.

En este caso los propios operadores serán los encargados de comprobar si un usuario está saliéndose de su uso normal y le advertirán que a partir de ese momento tendría  que pagar un sobrecoste. De acuerdo con la propuesta de la Comisión este sería de 4 céntimos el minuto por llamadas, un céntimo por SMS y 0,85 euros por mega de navegación online. Si el usuario no estuviera de acuerdo podrá presentar una queja al operador y ante el regulador del país de origen.

La propuesta debe pasar aún la ronda de consultas con las operadoras y los reguladores y discutirse en el Consejo Europeo y en la Eurocámara. Se presentará formalmente el 15 de diciembre y entraría en vigo el 1 de julio. Eso sí, de momento es cualquier cosa menos transparente, no está claro si la Comisión fijará o no límites en función del volumen de datos ni tampoco las cláusulas para evitar abusos. Y es que Bruselas deja finalmente en manos de las operadoras la vigilancia y la posibilidad de cobrar sobrecostes en el caso de detectar prácticas abusivas, y sólo después si el cliente pleitea, el regulador decidirá si tiene razón y obligaría a la operadora a devolver el dinero. Vamos que siendo así, parece que la propuesta anterior tenía más sentido.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad