Primeros rumores sobre el iPhone 8: hecho por completo de cristal y con pantalla que ocupa todo el frontal

iphone-8

Y cuando hablamos de todo el frontal hablamos de unos biseles laterales y longitudinales prácticamente inexistentes. Junto a eso se abandonaría el aluminio de las últimas generaciones para apostar por el cristal, en un cierto retorno a la época del iPhone 4/4S.

El aspecto del iPhone que Apple presentará el año que viene podría ser muy similar al de este concepto que acompañamos al presente texto.

El iPhone 8 dispondría de una parte frontal completamente ocupada por la pantalla hasta dejar un borde exterior o bisel inédito, en la que además y para mayor ruptura estética y generacional, desaparecería el botón frontal, asumiendo sus tareas la propia pantalla.

La fuente de la información es Ming-Chi Kuo, analista para KGI Securities que dispone de un acertado historial en predicciones de este tipo.

La razón para adoptar el cristal como material de la carcasa la razón habría que buscarla en China, donde son muy amantes de los acabados brillantes en los smarphones. Además resulta mucho más sencillo trabajar en la producción de cristal que en la del aluminio que forma parte de los modelos actualmente a la venta.

Pero dejando a un lado esas pretensiones o la necesidad de ruptura con el modelo actual /el iPhone 7 en esencia es un iPhone 5 mejorado), el retorno a la línea ya conocida con los iPhone 4/4S/5/5S/SE vendría de la mano de un marco metálico, de acero inoxidable, que recorrería el contorno del móvil para sujetar ambas piezas de cristal, tanto la pantalla como la tapa posterior. Se trata de un material que Apple no emplea en sus smartphones pero sí en algunos de sus Apple Watch de gama alta, lo que podría servir de orientación en cuanto al propósito de Apple de convertir el iPhone 8 en un móvil de lujo.

El analista de KGI Securities afirma además que Apple no va a ser la única en proponer móviles de cristal para diferenciarse de otros competidores y marcar distancia con las generaciones actuales.

 

 

 

 

 

  1. Este amargo sabor en la boca después del último lanzamiento sin novedades, y necesidad de inventar cosas nuevas.

    Lo de pantalla completa se decía que iba salir en el iPhone 5, o sea hace 5 generaciones.

    1. En aquel momento tenía poco sentido pensar que podría suceder porque no existía aún la tecnología que ahora sí existe de integrar el sensor de huella dactilar en la propia pantalla. Lo que está claro es que después de tres años con esencialmente el mismo terminal en el mercado Apple tiene que sacar un terminal con un diseño nuevo y revolucionar con algo más que un botón que no es un botón sino una superficie táctil y una lente doble. Yo no lo veo completamente descabellado para 2017. Lo peor que pudiera pasar es que la pantalla del iPhone 8 deje un pequeño (muy pequeño) espacio arriba para la lente frontal y otro abajo para el sensor/botón pero sí que llegue por completo a los bordes laterales. Pero si algo como lo de la foto no llega en 2017 lo tendremos en 2020 seguro. En cualquier caso tengamos paciencia y saldremos de dudas en torno al verano, cuando empiecen a filtrarse fotos espía de la carcasa, del frontal y esas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad