El puerto USB-C también quiere jubilar al conector de auriculares

usb-c-audio

Apple ha dado un importante paso este año al presentar sus nuevos iPhone con una destacada ausencia: el jack e3 3,5 mm para conectar auriculares.

El audio ha quedado concentrado en el puerto Lightning junto con la conectividad a accesorios, la transferencia de datos por cable y la alimentación eléctrica. Pero no parece que sean los smartphones de Apple los únicos en prescindir del tradicional conector de auriculares. Estamos a punto de recibir una nueva generación de dispositivos móviles que van a transitar la misma senda que los nuevos iPhone pero en este caso fiándose en esa concentración del puerto USB-C.

Más pequeño, universal, reversible… y ahora también para emplearlo como salida de audio. Todo gracias al reciente protocolo USB Audio Device Class 3.0 que permite que ese conector pueda encargarse también de las funciones de salida de audio que por el momento sigue siendo universalmente asumido por la clavija de 3,5 mm.

Este nuevo protocolo mejora la calidad del audio que puede ofrecerse por dicho conector, dando paso a una completa transformación digital del audio puesto que los conectores de 3,5 mm continúan teniendo una base analógica. Lo mismo que se ha achacado a Apple con sus iPhone 7, que prescinden de este jack, puede afirmarse de la nueva hornada que pronto comenzará a llegar a las tiendas de dispositivos Android, Windows etc. que también concentrarán en el mismo puerto de recarga la función de audio por lo que parece que de forma secundaria los grandes beneficiados serán los fabricantes de auriculares Bluetooth.

Y al igual que supuestamente sucederá con los nuevos iPhone, la ausencia del conector de 3,5 mm permitirá tanto una arquitectura de dispositivos móviles más delgados como un mayor aprovechamiento del espacio interior en los mismos.

No obstante parece que en el resto de dispositivos “no Apple” esa transición hacia la pérdida del jack de 3,5 mm va a ser menos repentina. Inicialmente serían sólo algunos terminales de gama alta de fabricantes como LG, Samsung o Sony los primeros que comenzarán a ofrecer únicamente el puerto USB-C y habrá que esperar a una posterior segunda fase para que otros fabricantes y otras gamas vayan apuntándose a esta evolución.

Mientras tanto, además del mencionado Bluetooth, tampoco tendremos que tira a la basura nuestros actuales auriculares gracias a los siempre socorridos adaptadores que permitirán que el jack de 3.5 mm continúe “entendiéndose” con los puertos Lightning y USB-C.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad