Elon Musk tiene una sorpresa preparada para el 17 de octubre… y no es su tejado solar

elon-musk

En esta época en la que parece que ya todo está previamente anticipado y que cualquier dispositivo que se presente en un acto multitudinario ya lo conocíamos desde meses antes debido a filtraciones (interesadas o no) es de agradecer que ocasionalmente se nos anuncie una presentación sobre algo de lo que no sabemos nada.

El mes de octubre parece que va a ser importante para Elon Musk y las diversas empresas que lleva entre manos. Desde los automóviles 100 % eléctricos a la explotación privada del espacio, pasando por las baterías domésticas para acumulación de energía y los tejados capaces de generar energía eléctrica a partir de la luz del sol, son muchas las iniciativas en las que anda metido Musk.

Esta última, la de las tejas solares, fruto de su reciente adquisición de SolarCity (la empresa de placas solares más importantes de Estados Unidos de América, que ya presidía) protagonizará su propio evento el 28 de octubre, pero hoy Elon Musk nos ha comunicado a través de su propia cuenta en Twitter que antes de ese momento, el día 17 de este mismo mes, nos espera otra sorpresa. Y añade que es algo “inesperado para todos”.

¿De qué podría tratarse? Podría ser la presentación oficial de Autopilot 2.0, una mejora de hardware con nuevos sensores y mecanismos capaces de mejorar las capacidades de conducción autónoma de los vehículos Tesla Motors al ser capaz de identificar señales de tráfico y semáforos ampliando la navegación asistida a calles y carreteras que no sean necesariamente autovías o autopistas, que son las vías por las que actualmente la marca circunscribe para emplear esta herramienta.

Otra opción podría tener que ver con los sistemas de almacenamiento doméstico de energía Powerwall y Powerpack, dado que durante la rendición de cuentas del segundo trimestre Musk ya dejó caer que había nuevas soluciones en camino dentro de este apartado.

Con menos probabilidades podríamos conocer el diseño de su todocamino compacto. Al igual que el Model 3 será la versión compacta de la berlina Model S, el Model X podría tener un hermano pequeño que podría denominarse Model Y, que ya fue anticipado por Musk cuando desveló su “Plan Maestro, Parte 2” el pasado mes de julio.

La coexistencia de ese hipotético modelo con el ya anunciado “Tesla barato” podría servir de revulsivo para las potenciales ventas, hacer llegar una importante cantidad de dinero en metálico (las reservas del Model 3 sumaron 400.000 pedidos en un mes, y cada pedido supone el desembolso de $1.000) máxime teniendo en cuenta la popularidad de los vehículos todocamino. Y la economía de escala beneficiaría a Tesla Motors dado que previsiblemente ambos modelos compartirían plataforma.

Podría ser cualquiera de estos anuncios… o no. Con Elon Musk nunca se sabe.

En cualquier caso el lunes que viene saldremos de dudas.

tuit

Tags :