Emie Power Blade: 8.000 mAh en 5,2 mm

emie_power_blade_1

De entre el surtido casi interminable de baterías auxiliares va a ser muy, pero que muy difícil, que encuentres otra capaz de superar a esta al menos en un aspecto: su ínfimo grosor.

Con 5,2 milímetros de grosor parece muy complicado batir en este aspecto a la batería auxiliar Emie Power Blade. Un prodigio de diseño y miniaturización que arrincona para siempre el concepto de batería auxiliar como armatoste incómodo que abulta en el bolsillo. Y a pesar de tan escueto grosor no se queda corto en capacidad con 8.000 mAh.

Uno de los secretos de esta batería auxiliar de perfil ultrabajo es el ingenioso sistema de sus puertos USB plegables, el auténtico secreto de que quepa tanto en tan poco espacio. También ayuda su construcción en aleación de aluminio, lo que además de aportar rigidez y ligereza al conjunto permite disipar el calor de manera que a diferencia de otras baterías auxiliares no notaremos tanto el aumento de temperatura.

A la hora de la carga de dispositivos ambos puertos USB (puede recargar dos dispositivos al mismo tiempo) ofrecen una potencia de salida de 10,5W (5V / 2.1A) que permite carga rápida en los dispositivos compatibles con este tipo de recarga. Cuatro pequeños LED nos informan de la carga disponible

Power Blade ocupa un espacio mínimo en el bolsillo, al que no añade apenas grosor la funda que viene en la caja, en la que también puede guardarse el cable microUSB.

En cuanto al precio, aunque es algo elevado para lo que suele ser habitual en las cada vez más asequibles baterías auxiliares lo cierto es que estamos pagando la comodidad de que Power Blade ocupe poco más de 5 mm de grosor en nuestro bolsillo… y esas cosas se pagan, en este caso $79,99 por llevar una batería que mide 213x140x5,2mm y pesa 300 gramos.

emie_power_blade_4

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad