El fraude de Zetta: el “iPhone” extremeño no es más que un Xiaomi con la etiqueta de una bellota mordida

zetta

Están en trámite de formar su propio partido político y aunque parezca mentira el poder de un grupo tan peculiar como el de los usuarios que hay dentro de Forocoches es capaz de conseguir incluso que se destape un fraude como el que ha cometido desde Zafra la marca Zetta que se vanagloriaba de fabricar y vender "el iPhone extremeño" cuando en realidad lo que hacían era reetiquetar móviles Xiaomi y venderlos como propios.

Parecía el nuevo milagro tecnológico español o, en realidad, una reedición de lo que con métodos bastante más legales y dignos de elogio han conseguido en BQ, una marca española que desde su negocio original de lectores de libros electrónicos ha sabido posicionarse encargando a empresas chinas la fabricación de móviles y tablets con sus propias especificaciones.

Pero si ese era el camino luminoso de la Fuerza, otros han optado por el Reverso Tenebroso, el camino más rápido, más fácil y que al final termina con miedo, odio, manos cortadas…

Con el logotipo de una bellota mordida se pretendía jugar a vender el Apple de Extremadura. Una incipiente cadena de siete establecimientos y las primeras apariciones en prensa comenzaban a convertir Zetta en una marca que daba que hablar. Pero precisamente ha sido esa naciente popularidad la que ha dado al traste con el proyecto. Y además a una velocidad pasmosa.

La publicación este fin de semana de un artículo sobre Zetta en El Español llamó la atención de manera casi inmediata en Forocoches, probablemente la mayor, más dinámica e influyente comunidad online de España. No tardaron en aparecer curiosos que investigaron sobre algunos aspectos algo dudosos en torno a Zetta y en poco tiempo se puso al descubierto todo lo que los creadores de esta empresa, Eric Cui y Unai Nieto, hubieran deseado que jamás saliera a la luz.

A continuación podéis ver en un vídeo compilado por usuarios de Forocoches donde explican sus descubrimientos. Básicamente Zetta compraba en China teléfonos móviles y les ponía su propia etiqueta, la de la bellota mordida, allí donde aparecía el logo del fabricante original. Inicialmente lo hacía con terminales Dogee y posteriormente con Xiaomi. A partir de ahí Zetta ponía sus propios precios, publicitaba los dispositivos como diseño propio y como “producto 100 % Extremadura”.

Y en este caso todavía el terminal, en el fondo, es un móvil de un fabricante que goza de reputación por lo que más que dar gato por liebre es dar liebre de una raza por liebre de otra raza, pero donde en Zetta comenzaban a ir demasiado lejos era al anunciar que sus móviles contaban con altavoces JBL o pantalla Gorilla Glass cuando esto no era así en absoluto.

Además del fraude de hardware por vender como propios dispositivos de un fabricante ajeno sin haber llegado a acuerdo alguno con el mismo, también está el aspecto del software puesto que para dotar de una capa de personalización a sus dispositivos en Zetta modificaban Cyanogen, uno de los mod de Android existentes, pero de nuevo sin contar con el desarollador que permite el uso libre para usuarios particulares pero no para fines comerciales.

Los consumidores están recibiendo el aviso desde FACUA (organización de defensa del consumidor) de que pueden ejercer su derecho a devolver el teléfono Zetta que hayan adquirido y a que se les reembolse lo abonado, pero esto acaba de empezar.

Muy probablemente este lunes, cuando los organismos e instituciones oficiales comiencen a funcionar tras el descanso del fin de semana y los juzgados regresen a la cotidianidad de la semana laboral es más que posible que en Zetta comiencen a recibir notificaciones, visitas y peticiones que acarrearán las consecuencias inevitables para casos como este en el que se engaña al consumidor y se miente sobre las actividades reales de una empresa tecnológica.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad