Las agencias británicas de seguridad llevan 17 años almacenando datos de los ciudadanos

gchq

Lo han hecho en secreto y contraviniendo las previsiones legales vigentes a lo largo de las décadas. Tanto el MI5 como el MI6 y el GCHQ (equivalentes británicos al FBI, la CIA y la NSA) han estado acumulando datos durante 17 años sobre las comunicaciones privadas y las informaciones financieras de los súbditos de Su Graciosa Majestad.

Las agencias de seguridad británicas han estado 17 años acumulando de manera ilegítima cantidades masivas de datos confidenciales. El MI5, el MI6 y el GCHQ (siglas de Cuartel General de Comunicaciones) han sido objeto de una investigación por parte de un tribunal británico que ha desvelado lo que podría ser el mayor mecanismo de espionaje y vigilancia de las comunicaciones privadas desde que Edward Snowden desveló el programa PRISM.

La investigación ha detectado una masiva recopilación de datos confidenciales privados de ciudadanos británicos durante 17 años, llevada a cabo sin cobertura legal, y en la que se han acumulado vastas cantidades de datos procedentes de comunicaciones personales, registros de llamadas telefónicas y de navegación por Internet además de información confidencial.

El tribunal británico responsable de la investigación sostiene que se ha infringido la legislación británica y comunitaria pero también la Convención Europea de Derechos Humanos, en concreto el artículo 8 que protege el derecho a la privacidad de las telecomunicaciones.

Además el almacenamiento de datos personales (lo que podría incluir información sobre impuestos, historiales médicos, detalles biográficos y de viajes, actividades comerciales y financieras…) también supondría una infracción añadida.

El resultado de la investigación judicial del tribunal británico llega cuando en la Cámaras de los Lores se está celebrando la etapa final de una serie de debates relativos a la investigación que por primera vez se va a hacer sobre la vigilancia masiva por parte de las agencias de seguridad británicas, lo que debería concluir con la aprobación de una nueva y exigente legislación al respecto.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad